El fin de un sueño latinoamericano

El fin de un sueño latinoamericano

Si Donald Trump se sale con la suya, el BID tendría por primera vez un presidente estadounidense.

28 de junio 2020 , 12:43 a.m.

Si Donald Trump se sale con la suya, en septiembre próximo el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tendrá por primera vez un presidente estadounidense en lugar de un latinoamericano. A Barranquilla le corresponderá el dudoso honor de ser el escenario de su elección, que protocolizará el rompimiento de un compromiso de honor adquirido hace más de 60 años por los países del hemisferio.

Ese compromiso fue sellado el 8 de abril de 1959, cuando se suscribió en Washington el convenio constitutivo del BID, inspirado en una propuesta del presidente brasileño Juscelino Kubitschek. Había pasado la noche de las dictaduras militares, y gobernaban en la región demócratas como Alberto Lleras, Arturo Frondizi y Rómulo Betancourt, que apoyaron con entusiasmo el proyecto.

La idea de un banco continental se había ventilado desde mediados del siglo XIX, pero se requirió otra centuria para realizarla. Al comenzar la década de 1960 campeaba en las Américas un espíritu de colaboración que lo hizo posible. Y a instancias del presidente Dwight Eisenhower se convino asignar a los latinoamericanos la función de dirigir el banco. El mismo espíritu impulsó después al presidente John F. Kennedy a lanzar la Alianza para el Progreso, el programa de ayuda a América Latina que halló en el BID su principal instrumento.

El acuerdo sobre la presidencia del banco no fue un pacto escrito, sino un convenio de caballeros que se cumplió en las sucesivas elecciones de Felipe Herrera, Antonio Ortiz Mena, Enrique Iglesias y Luis Alberto Moreno. No es de extrañar que Trump, que nada tiene de caballero, provoque su rompimiento al postular para el cargo a su asesor Mauricio Claver-Carone, un estadounidense de origen cubano nacido en Miami.

Trump sabe que puede imponer su candidato, aunque no reúna el consenso, porque el voto del Brasil de Jair Bolsonaro le dará la mayoría necesaria para ganar y, como suele ocurrir en las asambleas hemisféricas, otros países terminarán uniéndose al vencedor. Pensando en su interés electoral, el caprichoso ocupante de la Casa Blanca busca, ante todo, complacer a los votantes de Florida, que serán decisivos en los comicios del 3 de noviembre. Para él, la reelección es más importante que el compromiso adquirido por su país.

Cuando se creó el BID, su sede en la calle 17 de Washington, a tres cuadras de la Casa Blanca, se constituyó en fuente permanente de ideas y realizaciones para sacar del subdesarrollo a la América Latina. Con Felipe Herrera a la cabeza, el puñado de funcionarios que puso en marcha la institución se empeñó con mística en la labor de resolver, en primer lugar, las deficiencias de los servicios básicos, que en 1960 eran precarios o inexistentes en casi todos los países de la región. Es muy diciente que el primer préstamo del banco, por 3,9 millones de dólares, se haya otorgado a la ciudad peruana de Arequipa para financiar su sistema de agua y alcantarillado.

Aquel préstamo inició una trayectoria que llevó al BID a convertirse en la principal fuente de recursos para el desarrollo de la región. En sus siete décadas de existencia ha extendido alrededor de cien mil millones de dólares para financiar proyectos en las áreas más diversas, desde la infraestructura hasta la educación superior.

Pero, más que por su capacidad financiera, la credibilidad que ha ganado el BID se debe a su adhesión al compromiso por el cual su principal contribuyente acordó que los latinoamericanos lo presidieran. Ignorar ese pacto significará la violación de la palabra empeñada por todo un continente y el triste fin de uno de los sueños más antiguos de los países latinoamericanos.

LEOPOLDO VILLAR BORDA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.