A las patadas

A las patadas

¿Por qué aceptan los medios, guardianes de la democracia, reglas contraproducentes para ella?

Por: Laura Gil
01 de agosto 2018 , 12:00 a.m.

El proceso judicial de Álvaro Uribe constituye, para los medios, un desafío y una oportunidad. ¿Están listos? Todavía no lo parece.

“O Globo y Veja tendrán orgasmos múltiples cuando vean mi foto preso”, dijo el expresidente Lula en su último discurso en libertad. El cubrimiento del proceso de un exmandatario, y mucho más de uno con alta popularidad, plantea retos magnificados para los medios. Uno asumiría que las salas de redacción estarían vibrando; los reporteros, en plena conversación con los editores, devanándose los sesos para decidir cómo enfrentarlos. Pero nos encaminamos hacia más de lo mismo: manipulación del micrófono, guerra de filtraciones y poco periodismo investigativo. Eso quedó en evidencia en la conferencia de prensa del expresidente Uribe desde el establo de su casa en Rionegro.

No todos los medios están hechos de arena del mismo costal. La W Radio no trasmitió la conferencia de prensa; RCN Radio, solo apartes. Otros se encadenaron como si se tratara de una alocución presidencial. “Todas las preguntas”, dijo Uribe poco antes de negarse a confirmar su renuncia al Congreso. Ante la insistencia de los periodistas, presenciamos un despliegue de regaños. De Santos dijo que se puede esperar “cualquier atrocidad” y al magistrado Barceló lo señaló por lo pequeño y por lo grande. Ni una contrapregunta se escuchó. La conducta del congresista habla tan mal de él como de los medios presentes.

No todo puede seguir a las patadas, así las conferencias de prensa se organicen en caballerizas.

¿Por qué aceptan los medios, guardianes de la democracia, reglas contraproducentes para ella? A Álvaro Uribe sí hay que escucharlo hablar, de lo que quiere y de lo que no quiere. En medio de la conferencia de prensa, Néstor Morales, de Blu Radio, dedujo al aire que el senador se aprovechó de los corresponsales, más jóvenes y con menos experiencia que directores más curtidos como él. Está claro que el corresponsal en Rionegro no estaba en condiciones de tomar decisiones en contra de sus superiores. ¿Qué hubiese sucedido, entonces, si desde Bogotá hubiese recibido instrucciones de retirarse, dejando constancia de la posición del medio? ¿No deberían todas las mesas radiales de la mañana ir más allá del debate de panelistas, poner el problema sobre el tapete y fijar líneas rojas?

Hay momentos de competencia y hay momentos de solidaridad. Cuando a un reportero Donald Trump le negó una contra-pregunta, el siguiente en ser llamado le cedió el turno. Hasta Fox News respaldó a CNN cuando Donald Trump le prohibió a este último canal acceso a un evento de la Casa Blanca. En Colombia estamos ante un antiguo gobernante cuyos ataques a ciertos medios y columnistas demandan una reacción conjunta. Un ataque contra uno constituye un ataque contra todos.

Por otro lado, la reserva del sumario vincula a las partes y al juez, nunca al periodista. Aun así, toda filtración merece tratamiento periodístico. Unos adelantan procesos investigativos y otros, no. Es bien sabido que más de un abogado utiliza a los periodistas como idiotas útiles, incluso muchos de esos que hoy se quejan de las filtraciones de los otros.

En 2017, The New York Times y el Daily News recibieron de fuente anónima fragmentos de la declaración de renta de Donald Trump para 1995. Daban cuenta de una pérdida millonaria que le podía reducir el pago de impuestos por décadas. El Daily News no los publicó porque no pudo confirmarlo; The New York Times consiguió un contador de la Organización Trump a quien los documentos le “parecían” auténticos. ¿Qué harían muchos de nuestros medios si les fuese filtrada hoy la declaración de renta de Álvaro Uribe?

La prensa, la radio y la televisión nos deben una explicación del criterio editorial que utilizarán para cubrir al expresidente. No todo puede seguir a las patadas, así las conferencias de prensa se organicen en caballerizas.

LAURA GIL

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.