Verdad y diálogo intergeneracional

Verdad y diálogo intergeneracional

Para no repetir los errores del pasado es preciso corregir el rumbo y ajustar el método.

01 de diciembre 2019 , 01:09 a.m.

El 22 de noviembre sucedió algo histórico, que pasó desapercibido en medio del contexto de las protestas sociales. En el Tercer Encuentro de la Comisión de la Verdad, representantes de las Fuerzas Armadas, de las antiguas Auc y de las desmovilizadas Farc-ep pidieron perdón por las violaciones que los militantes bajo sus órdenes cometieron desde 1965 contra los derechos humanos de cientos de menores de edad en el país, mediante la práctica del reclutamiento forzado, el secuestro de sus familiares, su uso en actividades de narcotráfico y crímenes atroces, como violencia sexual.

El encuentro nos permitió, como Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), reiterar nuestro compromiso con la no repetición mediante la implementación de la política de prevención de reclutamiento por los grupos armados organizados (GAO) y anunciar que contribuiremos a los procesos de verdad y no repetición, aportando a la JEP información de los casos de cerca de 6.000 menores de edad desvinculados.

El contexto de orden público en el posconflicto es distinto. El bombardeo del 30 de agosto, que todavía nos causa insomnio, lo dejó en evidencia. Tenemos territorios con manchas de ilegalidad como narcotráfico y minería ilícita. Mientras existan, habrá grupos armados ilegales. Y cuanto más se los presione desde la Fuerza Pública, como lo ha logrado el gobierno del presidente Duque, más presión van a ejercer en las comunidades, más las van a confinar y más van a reclutar niños para hacerle más difícil la tarea a la Fuerza Pública. Para contrarrestarlos se debe seguir apuntando a la consolidación territorial, mediante proyectos productivos, instituciones fuertes, sector privado comprometido y familias corresponsables. El Gobierno Nacional, a través de la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, actualizó la línea de política de prevención de reclutamiento, que compromete la oferta de 21 entidades. Desde el ICBF diseñamos un programa especial que fortalece primero a las comunidades y luego, a las familias, para que estas sean entornos protectores de la niñez. El foco no es el niño, sino la comunidad. Se tendrán en cuenta las lecciones aprendidas de la primera fase del programa ‘Mi futuro es hoy’, de prevención del reclutamiento, para orientar una segunda fase financiada por el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas.

En materia de protección, desde 1999 el ICBF ha atendido 6.748 menores de edad desvinculados de los grupos armados ilegales. El proceso de atención y rehabilitación ha ido evolucionando. En los últimos meses, nuestro compromiso con los 237 menores de edad desvinculados que se encuentran bajo protección del ICBF es con un proceso de restablecimiento de derechos en el que se mida la superación del trauma. Hemos afinado los protocolos de seguridad y adoptado tratamientos basados en la evidencia.

Está claro que para no repetir los errores del pasado es preciso corregir el rumbo y ajustar el método. Y para garantizar la no repetición de los horrores de la guerra en niñas, niños y adolescentes, el diálogo es la clave. El espacio propiciado por la Comisión de la Verdad nos mostró el valor de escuchar a las víctimas, y en el caso de niños, debemos hacerlo mejor. Este será el aporte del ICBF: crearemos espacios para escucharlos e involucrarlos en los diálogos para que no sea la calle la que los convoque.

Los desgarradores testimonios de los niños de Aguas Claras, Caquetá, que salieron corriendo de un río que los espantó con partes humanas requieren ser escuchados de manera profesional y terapéutica para que haya sanación oportuna. Ya el ICBF está en esa comunidad, gracias a una alerta del Ministerio Público. La institucionalidad nos acerca a la verdad. El diálogo intergeneracional dará voz a las nuevas generaciones para que ni un niño más vaya a la guerra.

JULIANA PUNGILUPPI
Directora general del ICBF

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.