Un salvavidas para la TV pública

Un salvavidas para la TV pública

Sin suscriptores de TV, el FonTV estará condenado y, consigo, los recursos para los canales públicos

11 de abril 2019 , 07:00 p.m.

El tamaño y vigorosidad de la polémica alrededor del proyecto de ley de modernización de las TIC no deja de sorprender, especialmente cuando Colombia tiene, por un lado, tantas deficiencias y necesidades en materia de conectividad, y, por el otro, una solución clara y contundente para dicho tema. Desde septiembre, cuando fue presentado, el proyecto se ha enriquecido gracias al diálogo, a las audiencias públicas, a las socializaciones y a los debates que ha tenido, en todas las regiones, además.

Este comentario viene por la desviación que ha sufrido la discusión sobre esta iniciativa que debería unirnos alrededor de la modernización de un sector que incide directamente en todos los demás, y que, al contrario, nos ha desunido sin razón, dejando en vilo el futuro, entre tantos temas, de la televisión y los medios públicos.

Para entender dicha realidad puntualmente, tan solo hay que comprender la actualidad y futuro de un aspecto tan sencillo como fundamental: cómo se va a financiar a los canales públicos de TV de nuestro país.

¿Cómo soluciona este tema la ley de modernización TIC? Llevando al país por el mismo camino en el que ya avanza el resto del mundo: el de la convergencia.

Como con la matemática no se pelea, vamos a entender por qué estar en contra de la ley TIC es, muy al contrario de lo que pregonan algunos, poner en riesgo a la televisión pública.

Desde 2012 se creó el Fondo de Desarrollo de la Televisión, el FonTV, a cargo de la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV), una bolsa en donde los operadores de televisión por suscripción (cable y satelital) depositan una cantidad de dinero por cada cliente/suscriptor que reportan a la ANTV. El resto lo ponen los canales de televisión privados a partir de un porcentaje de sus ingresos por publicidad, así como el dinero que, cada 10 años, deben pagar por el permiso de uso de las frecuencias que el Estado les concesiona para operar sus señales a nivel local y/o nacional.

Dicha bolsa es de donde la ANTV saca los recursos para, entre otras cosas, la operación y producción de contenidos a todos los canales públicos de este país, nacionales y regionales.

Pero hay una alerta con el FonTV: se está descapitalizando. Según cifras de Asomedios, en pesos corrientes, la publicidad en canales privados en 2017 registró los niveles de ingresos que tenía en 2010, haciendo que los ingresos del fondo hayan caído 14,2 % en los últimos cuatro años, generando una reducción del 12 % para los canales públicos de TV.

En matemáticas sencillas: a menos ingresos de publicidad para la televisión pública, menos ingresos para el FonTV y menos plata para los canales públicos.

De otro lado, existe una grave problemática para los operadores de televisión, y se trata de subreporte, la piratería del servicio de TV por suscripción, un flagelo con el que la ANTV lleva luchando varios años y que, en cifras de la entidad, mantiene en la ‘nebulosa’ a más de dos millones de suscriptores que no se reportan al fondo.

Otra vez, la matemática simple: a menor cantidad de suscriptores de TV reportados, menos recursos al fondo y, nuevamente, menos plata para los canales públicos de TV.

¿Cómo soluciona este tema la ley de modernización TIC? Llevando al país por el mismo camino en el que ya avanza el resto del mundo: el de la convergencia.

Los ciudadanos ven cada vez menos la TV tradicional y cada vez más consumen este y otros contenidos por Internet. En Colombia, el 45 % de hogares ven TV y videos por Internet; el 17 % paga por películas y series, y el 3 % ya dejó de ver TV tradicional del todo; cifras que van al alza en la transición hacia lo digital, según un estudio de la Comisión de Regulación de Comunicaciones.

Los canales privados, obviamente, persiguen a sus consumidores y están migrando al mundo digital y comenzarán a devolver sus licencias de operación al Estado: ya no necesitarán de una concesión de TV, por lo que no pagarán por su renovación.

Sin publicidad ni suscriptores de TV, el FonTV estará condenado a marchitarse y, consigo, los recursos para los canales públicos.

Para solucionar ese problema, la ley propone fusionar al FonTV con el Fondo de las TIC (FonTIC), que recauda casi cinco veces lo del FonTV ($ 220.000 millones versus un billón de pesos, aproximadamente) y que será al que llegarán a futuro, tanto canales privados como televidentes, ahora como convergentes digitales.

Pero no es solo fusionar los dos fondos: los recursos destinados a la televisión pública se determinarán, en adelante, tomando como base la mayor cantidad de recursos asignados a la TV pública, entre 2012 y 2017, como piso mínimo de los capitales que se girarán a los canales regionales, con un aumento anual del IPC, de una manera independiente siempre.

De este modo, se corregirá la asignación inestable actual de un fondo con recursos que tienden a disminuir, consolidando unos presupuestos garantizados para la TV pública, sin depender de un modelo diseñado hace más de 20 años, que no permite una planeación eficiente al interior de cada canal.

En su lugar, el nuevo modelo va de la mano de la modernidad de la convergencia digital, una realidad que no es de Colombia ni una terquedad gubernamental, sino que es lo que está pasando en todo el mundo y a lo que tenemos que reaccionar para evolucionar a los medios públicos y garantizar su subsistencia.

La ley TIC, además de conectar a 20 millones de colombianos desconectados, cumple el objetivo de fortalecer a los medios públicos. Esta es una realidad que debe estar por encima de los intereses particulares y políticos, por el bien común de los constructores de nuestra cultura, los hacedores de nuestro tejido social: los medios públicos.

*Gerente de RTVC, Sistema de Medios Públicos.

Sal de la rutina

Más de Juan Ramón Samper

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.