Los metiches

Los metiches

Decirle a alguien que se ponga el tapabocas no debe ser motivo de insulto, sino de agradecimiento.

16 de junio 2020 , 12:41 a.m.

“¡No sea metido, hijuep***!”.

Esas cuatro palabras, con todo y bendición a mi madre, fueron la respuesta que recibí de unos señores a quienes llamé la atención por andar en la calle sin tapabocas y aglomerándose ante el mostrador de una venta ambulante de comestibles.

La escena es una postal de todo lo que no se debería hacer en nuestro tiempo. El vendedor ambulante ofreciendo sus comestibles en la calle: mal. Los señores sin tapabocas: mal. Y, para colmo, los ‘sintapabocas’ y el vendedor bien pegaditos, juntitos unos y otros: doblemente mal.

Como ciudadanos, hoy más que nunca, todos somos responsables de que se cumplan las medidas para protegernos del coronavirus. De ahí que en estos tiempos todos deberíamos sentirnos capaces de hacerle caer en cuenta al otro (así sea un completo desconocido) de que lo que está haciendo va en contravía del bienestar general e incluso del bien personal.

Hasta que llega la frase: “no sea metido, hijuep***”.

¿Qué hace uno ahí? Pues seguir el camino, pasar el trago amargo, aceptar el madrazo e inconscientemente desearle coronavirus al personaje de tan básica respuesta. Después de eso quedan pocas ganas de decirle nada a nadie. Que cada quien haga lo que le venga en gana y que llegue el virus a hacer de las suyas en nuestra sociedad. ¡Qué le vamos a hacer!

Confieso que el llamado de atención a estos ciudadanos no surgió espontáneamente. Lo hice siguiendo las indicaciones de la alcaldesa Claudia López, quien desde hace varios días viene insistiendo en que esto no es cuestión de policía, sino de cultura ciudadana. Tiene razón: ya estamos como grandecitos para tener todos un uniformado detrás recordándonos las normas básicas de convivencia en medio de esta pandemia. ¿Pero qué hacemos con el señor del “no sea metido”? Si la observación de un ciudadano cualquiera en lugar de llamar a la reflexión genera semejante respuesta, ¿cómo hacer para que entre en razón?

Urge encontrar una solución a este dilema, pues decirle a alguien que se ponga el tapabocas no debe ser motivo de insulto, sino de agradecimiento. Pero, lamentablemente, vivimos en un país donde invitar al otro a reflexionar es visto como una afrenta a su dignidad, honra y buen nombre. Así que tal vez con palabras no lo lograremos. Tampoco con policía. ¿Qué nos queda?

¿Será que llegó el momento de reencauchar las tarjetas rojas que Antanas Mockus convirtió en un hito de su primera administración como alcalde de Bogotá para, sin mediar palabra, hacerle entender a un conciudadano que su manera de actuar va en contravía del deber ser? ¿Será este un camino necesario para poder decirle al otro, sin que se sienta agredido, que algo está haciendo mal?


Es sorprendente tener que escribir sobre ideas de hace más de veinte años para buscar soluciones a algo que no debería tener que repetirse con tanto ahínco. Pero somos testarudos y ante esa personalidad tan nuestra, tan colombiana, de ver en el otro al enemigo se hace urgente allanar estrategias que permitan hacerle entender al otro que no le estamos llamando la atención por joder, sino por el bien de todos.

Eso sí: quedaremos como metiches, chismosos, desocupados. O tal vez como los escandalosos y paranoicos. Tal vez haya de lo uno y de lo otro, pero siempre será mejor ser un metiche con conciencia antes que un silencioso cómplice.

#PreguntaSuelta: ¿qué reflexión deja el hecho de que la Vicepresidenta, a lo largo de más de dos años trabajando hombro a hombro con su jefe, Iván Duque, no haya considerado que este merecía conocer la información sobre el caso judicial de su hermano en Estados Unidos?

JUAN PABLO CALVÁS
En Twitter: @juanpablocalvas

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.