Lo malo de ser bueno

Lo malo de ser bueno

Lo malo de ser bueno es ver cómo los malos se salen con la suya. Censuran medios y no pasa nada.

19 de octubre 2020 , 09:25 p. m.

Ser colombiano cansa. Si no, que lo diga Diana Díaz, la otrora directora de Señal Colombia, o los directivos de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), hoy empapelados por la Fiscalía a raíz de la denuncia que a todas luces demostró que en la televisión de todos los colombianos, RTVC, se estaba configurando un serio caso de censura en contra del programa Los puros criollos.

Ser colombiano cansa porque las denuncias que hacen particulares, funcionarios o periodistas parece que cayeran en el paquidérmico escenario de los entes de control, a menos que los jefes de esas entidades tengan algún interés (particularmente político) en dichos casos.

Los ejemplos se cuentan por decenas. En esta columna se ha insistido en varias de ellas, y nada pasa. Cuando he preguntado en Procuraduría o en Contraloría sobre los avances de las investigaciones o indagaciones, siempre dan largas, siempre dicen que “la semana entrante”, que “el mes que viene”, que ya pronto se tomarán decisiones sobre los casos.

En cuanto a los hechos de censura protagonizados por Juan Pablo Bieri, exgerente de RTVC, la más reciente respuesta de la Procuraduría fue señalar que el mes que viene se tomarán decisiones. Sorprende la lentitud del organismo disciplinario cuando con la mera grabación y los testimonios recogidos hace meses era clara la intervención del funcionario para dejar de emitir un programa de televisión en la señal abierta porque el presentador no era afecto al Gobierno. ¿Cómo se explica tanta demora? ¿A la Procuraduría le da miedo meterse con una persona que a todas luces es entrañable amigo del Presidente? Ahí sí veo mal al procurador Carrillo, experto en anunciar investigaciones sin fin.

Mientras tanto, los buenos como Diana terminan respondiendo ante la justicia por hacer lo correcto. ¿Qué lección le deja esto país? ¿Mejor ser malo o bueno?

Entre tanto, a diferencia de la Procuraduría, la Fiscalía ha avanzado con celeridad. Ya tiene lista la imputación contra Diana Díaz y hasta solicitó a la Flip que entregaran información sobre visitas a su sede por la exdirectora de Señal Colombia. ¿A qué juega la Fiscalía, a atemorizar a los medios y a quienes denuncian?

¿Hubo hostigamiento por razones ideológicas cuando Bieri dijo que el programa que presentaba Santiago Rivas debía desaparecer porque Rivas atacaba a la mano que le da de comer? ¿Este acto no debía ser investigado por la Fiscalía?

Lo malo de ser bueno en Colombia es ver cómo la justicia avanza a una velocidad que depende del denunciado o del denunciante. Es un camino lleno de frustraciones y desilusión, adornado por la inaceptable realidad nacional que hace honor a la frase popular: ‘la justicia es para los de ruana’.

Si no, díganme, señor Procurador y señor Contralor, ¿cuándo va a pasar algo con las interminables denuncias contra el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo?

El señor Eduardo José González, quien podría estar detrás de una desviación de recursos que supera los tres mil millones de pesos de dineros para atender la emergencia por covid, sigue contratando y apoyando a políticos en diversas regiones del país. Sin embargo, al igual que Bieri, parece gozar de una capacidad admirable para conseguir que las investigaciones en su contra no avancen. ¿Será que por su cercanía con el Presidente a él tampoco se atreven a tocarlo?

Lo malo de ser bueno es ver cómo los malos se salen con la suya. Censuran medios públicos o roban al Estado, y no pasa nada. Mientras tanto, los buenos como Diana terminan respondiendo ante la justicia por hacer lo correcto. ¿Qué lección le deja esto país? ¿Mejor ser malo o bueno?

#PreguntaSuelta: ¿por qué es tan difícil que entiendan desde el alto Gobierno que reunirse con la minga no significa plegarse ante sus peticiones?

Juan Pablo Calvás@juanpablocalvas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.