Eufemismo

Eufemismo

La montaña no tiene la culpa. Más bien identifiquemos a los verdaderos culpables de esta emergencia.

22 de abril 2019 , 07:00 p.m.

El diccionario de la Real Academia Española define eufemismo como una “manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura y malsonante”. De ahí que hoy corresponda a esta columna una reflexión sobre el eufemismo que nos han querido embutir en los últimos dos días tras el deslizamiento ocurrido en el municipio de Rosas, Cauca.

“Desastre natural”, bautizan a la criatura. Y entonces todos empezamos a mirar a la montaña y las incesantes lluvias de este mes de abril como las culpables de estos lamentables hechos.

¿Desastre natural? ¿Acaso la naturaleza es la única culpable de lo que pasó? ¿No es un eufemismo mirar hacia el cerro y decir, como en el bolero, “usted es el culpable de todas mis angustias”?

¿Cuál de los gerentes del Fondo de Adaptación va a reconocer desidia en el desarrollo de un proyecto para reubicar a las familias que estaban asentadas en la zona de montaña?

No. La montaña no tiene la culpa de nada. Más bien empecemos a identificar, uno a uno, a los verdaderos culpables de esta emergencia que acabó con familias enteras y, de paso, dejó incomunicado el suroccidente del país por la inmensa masa de tierra que sepultó la vía Panamericana.

Arranquemos a nivel local. ¿Qué responsabilidad les corresponde a los alcaldes (porque tanto el actual como su predecesor pueden ser señalados por negligencia) ante un hecho como este? ¿No podían, a través del POT, declarar esas zonas como sectores en riesgo y de manera inmediata proceder a desalojar? ¿No debían los alcaldes y sus secretarios evitar la construcción de viviendas en esa zona de fallas geológicas?

Hoy, el alcalde funge de víctima. Hoy, él es quien hace el llamado para que los organismos de socorro colaboren en la atención de la emergencia. Hoy, él es quien se congratula de tener al presidente Duque visitando la zona de emergencia. ¿No debería ser, más bien, el primero en hacer un acto de contrición y reconocer que no hizo nada para evitar lo que pasó?

Ahora pasemos al nivel nacional. ¿Cuál de los gerentes del Fondo de Adaptación va a reconocer desidia en el desarrollo de un proyecto para reubicar a las familias que estaban asentadas en la zona de montaña? ¿Germán Arce? ¿Iván Mustafá? ¿Édgar Ortiz?

Arce, gerente del fondo durante una importante porción del gobierno Santos, firmó el 28 de octubre de 2015 un contrato por más de 4.000 millones de pesos con la firma Codiseño S. A. para ejecutar las obras de reubicación de las viviendas en el municipio de Rosas. ¿Sabe en qué plazo debía cumplirse el objeto del contrato? ¡Diez meses!
¿Sabe qué se hizo? ¡Nada! De ahí que todos los gerentes del fondo desde 2015 tengan responsabilidad en lo ocurrido. ¿Acaso Arce no debía asegurarse de que ese contrato se ejecutara? ¿No debió Mustafá encender alarmas por incumplimiento, proceder a revisar el contrato y de urgencia hacer la reubicación? ¿El gerente del fondo en el actual gobierno no debió hacer lo propio?

Pero hace falta ascender un poco más hacia el nivel central para encontrar otro responsable del asunto. ¿Qué alarmas encendió la Unidad de Gestión del Riesgo (UNGR) sobre el asunto?

Está claro que a nivel municipal y departamental estaba identificado el riesgo que corrían los habitantes del sector. Es evidente que esta información estaba en manos del gobierno nacional, no en vano había un proyecto del Fondo de Adaptación para mitigar el riesgo. ¿Pero acaso la oficina para PREVENIR este tipo de emergencias no es la Unidad de Gestión del Riesgo? Ante la pasividad de la administración local y del fondo, ¿no debería haber sido la UNGR la que evacuara a los habitantes de la zona de ladera?

Ni alcalde. Ni Fondo de Adaptación. Ni Unidad de Gestión del Riesgo. Nadie asume. Ahora vaya usted a darse un paseo por las rutas de Colombia y vea cuántas casas y barrios hay construidos en zonas inestables.

¡Qué más da si el eufemismo todo lo puede y siempre saldrá más barato echarle la culpa a la montaña!@JuanPabloCalvas

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.