Vivir esperando

Vivir esperando

Nunca había sido más cierta esa frase que reza que ‘cada día trae su afán’. Hoy vivimos esperando.

27 de julio 2020 , 09:25 p.m.

Estos largos e interminables días de pandemia nos están llevando poco a poco hacia una especie de locura. No solo es el encierro. También es la incertidumbre. Más cuando se es colombiano y se está a la espera de un tratamiento o una vacuna efectiva para combatir el coronavirus, hay que sumar otras insoportables esperas que nos agobian, nos angustian y hacen que los desvelos sean constantes y el insomnio, inevitable.

Nunca el final de la tarde y la llegada de la noche habían sido instantes tan llenos de incógnitas. ¿Qué va a decir el Presidente en su megaprograma de televisión? ¿Qué nueva medida va a anunciar la alcaldesa Claudia López para cuidar a los bogotanos? ¿Hará algún anuncio por sus redes el alcalde de Medellín? ¿Qué camino seguirá el alcalde Pumarejo para proteger la vida de los barranquilleros?

¡Que abran los negocios! ¡Que cierren los negocios! ¡Hay que aislar un barrio! ¡Tocó una nueva cuarentena estricta!

Nunca había sido más cierta esa frase que reza que ‘cada día trae su afán’. Hoy vivimos cada día esperando. Esperando el camino por seguir que los líderes que elegimos nos van a indicar. Esperando una noticia que logre cambiar la cara a estos días idénticos unos a otros.

Nuestra condena como colombianos es tener que vivir la expectativa de lo que pueda pasar con el coronavirus, sumado al insoportable ingrediente de la espera política.

Sin embargo, esa no es la única espera que nos quita el sueño. Nuestra condena como colombianos es tener que vivir la expectativa de lo que pueda pasar con el coronavirus, sumado al insoportable ingrediente de la espera política.

Basta con asomarse a las redes sociales para anticipar algo del futuro de nuestro país con dos bandos de fanáticos dispuestos a incendiar la sociedad colombiana si se da la chispa que necesitan.

¿O acaso no debemos estar asustados de las voces que desde el Centro Democrático lanzan dardos contra las instituciones y las cortes? ¿O acaso no deben inquietarnos los fanáticos del petrismo que no dudan en hablar de la necesidad de una sublevación?

Vivir esperando y con miedo es la terrible pesadilla de nuestro presente. Esperando que algo pase con el covid. Con miedo a que al mal global se le sume nuestra locura local adobada por dos líderes políticos que en lugar de controlar sus huestes callan ante sus locuras.

¿Uribe y Petro permanecerán impávidos ante eventuales intentos antidemocráticos de sus seguidores? ¿Uribe y Petro defenderán las instituciones o celebrarán el desmonte de estas?

Así se nos va a ir el 2020, esperando. Una vacuna o un medicamento salvadores. O la locura final de dos bandos que solo son capaces de verse como únicos vencedores de una guerra política que dejará como gran víctima a Colombia.

Sobre el Hilton. Directivos del Hotel Hilton en Cartagena explican, sobre la columna pasada, que no se han hecho los de las gafas con la sentencia de 2013. Ya estaría listo el terreno para construir el parque con un diseño envidiable, y la demora en el cumplimiento de la sentencia del Consejo de Estado se habría dado por circunstancias largas de explicar, pero que resultan comprensibles. Solo resta una pregunta: ¿será verdad que el parque con terreno y todo cuesta algo más de 20.000 millones de pesos y la demanda que la Sociedad Hotelera presentó contra la Nación es por 100.000 millones?

Si hubo error de la nación, está bien que se compense la sanción. ¿Pero sacarle ganancia?

#PreguntaSuelta: ¿hasta cuándo van a estar atornillados en sus cargos los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol a quienes la Superintendencia de Industria y Comercio sancionó por un manejo irregular de la boletería para las elecciones? ¿Será que es imposible que en Colombia alguien renuncie para proteger la dignidad de su cargo?

Juan Pablo Calvás​@JuanPabloCalvas

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.