Una sola voz contra el terrorismo

Una sola voz contra el terrorismo

Venga de donde venga, el terrorismo debe ser rechazado sin vacilación.

20 de enero 2019 , 11:33 p.m.

El presidente Duque no tenía otro camino. Y lo asumió con prontitud y serena firmeza. Sin estridencias pero sin vacilaciones, en medio del luto nacional tras el brutal acto de terrorismo contra un centro de formación de jóvenes. Una escuela de policía, sí, pero una escuela a fin de cuentas, lugar de preparación y entrenamiento de centenares de jóvenes llenos de ilusión, entusiasmo y deseos de servirle al país, como los que van al Sena o a un instituto técnico o a cualquier universidad pública o privada.

La respuesta ciudadana ha sido alentadora, y en términos políticos, con contadas excepciones, se han escuchado un repudio generalizado al accionar terrorista y un rechazo categórico al proceder delirante de los terroristas. Quienes vivimos la narcoviolencia de los ochenta y noventa o las acciones demenciales de las Farc contra la población civil indefensa sentimos que revivíamos una película de terror, y nos corrió por las venas el triste escalofrío derivado de sentir que había vuelto este monstruo cruel de los explosivos.

Quedamos notificados. La ciudadanía toda está amenazada. Y el miedo no nos puede paralizar. El país tiene que seguir adelante. Con fortaleza. Con determinación. Con la certeza de que esta Colombia nuestra supera las adversidades, levanta la cabeza y sigue adelante. Sobre eso no hay duda.

Debemos, sin embargo, recordar las lecciones del pasado para tener presente que el más fuerte de todos los antídotos contra el terrorismo es una ciudadanía con la guardia en alto, que hace saber que repudia a los violentos, que exige respeto por la vida, que levanta su voz ante las violaciones de los derechos humanos, cualquiera que sea su origen, y que activa todas sus redes para procurar una protección colectiva.

Así debe ser. Ante la amenaza terrorista nos tenemos que cuidar entre todos. Nos tenemos que cuidar los unos a los otros. Debemos velar por el prójimo y no permanecer indiferentes ante los riesgos, los peligros y las amenazas. Por ello, se requiere nuestro concurso en todas las horas para informar sobre movimientos sospechosos, para poner en conocimiento de las autoridades, a través de las líneas y medios habilitados para ese propósito, toda acción atípica que pueda estar asociada con un riesgo de seguridad.

Nuestra cooperación puede salvar vidas. Nuestro compromiso puede prevenir atentados. Nuestra voluntad de apoyo puede evitar tragedias. Por su parte, los servicios de inteligencia de la Fuerza Pública y los de la Policía han quedado confrontados. Al mismo tiempo que rodeamos con convicción, solidaridad, admiración y afecto a nuestros policías, como ciudadanos podemos exigir mejores resultados en materia operativa y de inteligencia. Mayor capacidad de anticipación. Mayor entusiasmo investigativo.

Que no quede duda. Los responsables son los terroristas. Punto. Y nuestra solidaridad con la Policía es total. Absoluta. Indeclinable. Resulta indispensable que las lecciones derivadas de la forma como pudo ingresar el explosivista con la camioneta a la Escuela se traduzcan en fortalecer capacidades preventivas. Estoy seguro de que las nuevas cúpulas, que apenas están llegando, entienden muy bien la inmensidad de su reto.

Aplaudo a quienes desde distintas orillas levantaron sus voces para respaldar a nuestros héroes y honrar su memoria. Aplaudo a quienes de corazón manifestaron su apoyo a la Policía. Aplaudo a quienes salieron a las calles a rechazar el terrorismo sin distingos de camisetas políticas ni de colores partidistas.

Y ese, creo yo, ha de ser el camino para recorrer. Independientemente de filiaciones, ideologías y militancias, sin pretender falsos unanimismos y estimulando el debate democrático y la lucha desarmada por las ideas, debe retumbar en todos los rincones de Colombia una única voz de rechazo frontal al terrorismo, venga de donde venga.

JUAN LOZANO

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.