¡Pilas con las vacunas!

¡Pilas con las vacunas!

Urge audacia para acelerar el paso y asegurar vacunas para Colombia.

26 de julio 2020 , 11:19 p.m.

Me da mucha pena, pero si quedamos en manos de las burocracias multilaterales y sus contertulios nacionales para que en Colombia podamos acceder masivamente a las vacunas contra el covid-19, primero volarán los elefantes.

Y no es que reproche que hagamos parte de la alianza para las vacunas y del fondo de acceso global para las vacunas y con cándida paciencia tratemos de seguirle el paso a la errática OMS. Eso es lo que hay, y hacer parte de un mecanismo multilateral para que nos den algunas vacunas no está mal. Algo es algo. Pero no nos podemos quedar solamente en eso.

Afortunadamente, el embajador de Colombia ante el Reino Unido, Antonio José Ardila, desde hace muchas semanas estableció contactos directos con la Universidad de Oxford, con Vaccitech, con AstraZeneca y también con Imperial College.

Jeremy Farrar, cabeza de la poderosa Wellcome Trust, con toda claridad lo dice en reciente entrevista con el ‘Financial Times’ ante la incertidumbre que genera el futuro de esta frenética e inédita carrera por las vacunas: lo importante es que el mundo apueste por un amplio portafolio de vacunas, incluyendo aquellas que parten de metodologías disruptivas.

Los países se están moviendo duro y rápido. Donald Trump, después de que había anunciado la compra de casi todas las existencias globales de remdesivir, le pegó una sacudida al mundo cuando anunció que pagará US$ 1.950 millones para obtener 100 millones de dosis de una vacuna desarrollada por la alianza Biontech-Pfizer. Angela Merkel decidió inyectar 300 millones de euros para hacerse con un paquete accionario de Curevac, empresa que está desarrollando una vacuna y ya ha comenzado estudios en humanos.

En China se ha garantizado la financiación para el grupo farmacéutico nacional, que ha anunciado que para finales del año puede estar lista su vacuna, y se informó que el gobierno Bolsonaro, de Brasil, ya cerró un acuerdo para desembolsar cerca de 280 millones de dólares y contar con varias decenas de millones de dosis de la vacuna de la alianza Oxford-AstraZeneca, así como la posibilidad de producirlas en territorio brasileño. Y podríamos seguir con otros ejemplos de países que se están metiendo en la fila de las vacunas. Colombia no se puede quedar atrás.

Es necesario acelerar el paso. Se deben remover todos los obstáculos para poder asegurar vacunas para los colombianos. Asegurarlas hoy implica una inversión de riesgo de esas que están limitadas en la legislación nacional. Funcionario que incursione en ese terreno puede quedar empapelado en las entidades de control por varios lustros. Por eso, entre decretos reglamentarios, mientras tanto, y una ley de vacunas de urgente tramitación, debe allanarse ese camino.

La ley de vacunas debe habilitar inversiones públicas en laboratorios extranjeros, compra de vacunas, facilitación de procesos de importación y de licencias de fabricación de estas en Colombia. Debe definir las reglas de acceso y los criterios de priorización de beneficiarios a partir de criterios éticos y médicos. Debe establecer reglas de distribución. Debe contemplar condiciones atractivas de inversión para la investigación y la producción en territorio colombiano a partir de la soberanía sanitaria nacional. Debe definir vehículos presupuestales, reglas de estabilidad para potenciales inversionistas, normas tributarias y un atractivo régimen especial para la filantropía con vacunas. El Estado solo no puede. Se requiere del brazo del sector privado.

Y, por lo pronto, como ha sugerido Luis Carlos Vélez, conformar un cuerpo élite de prestigiosos líderes empresariales, expertos en negociaciones internacionales de gran envergadura con agentes privados y en ejecuciones a gran escala, quizás acompañados por el eficaz Luis Guillermo Plata, para que vayan asegurando millones de dosis de vacunas para los colombianos antes de que sea demasiado tarde.

JUAN LOZANO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.