¡Pilas con las vacunas! (2)

¡Pilas con las vacunas! (2)

La vacuna, cuando esté, debe ser gratis para los más pobres.

02 de agosto 2020 , 10:26 p. m.

Por el bien de Colombia, por fin empieza a tramitarse en el Congreso la ley de vacunas, gracias al representante Ricardo Ferro. En vez de andarle gastando tiempo a tanta iniciativa inútil, el Gobierno debería concentrarse en sacar adelante este proyecto que construye la única ruta posible si queremos que los colombianos podamos tener acceso a una vacuna cuando ella esté lista.

El proyecto, inspirado en el principio de universalidad de acceso a la vacuna, priorizando a los más vulnerables, respeta los dictámenes de la ciencia, contempla rutas prácticas para tener vacunas y lleva implícito el principio de gratuidad para quienes no tienen recursos para pagar la vacuna.

Lo bueno del proyecto, en contraste con algunas erráticas declaraciones oficiales de la última semana, es que entiende que la solución no es simplemente salir a las carreras con una bandera populista de la gratuidad de la vacuna ni a tratar de meter a la brava la vacuna contra el covid-19 en el esquema nacional de vacunación. Y es que no hay discusión. La vacuna tiene que ser gratis para los más pobres. Punto.

Pero ¿cuál es la vacuna que quieren regalar si ni siquiera saben cuál funcionará ni cuánto va a costar? Dicen que las vacunas chinas costarían menos de 5 dólares, otros laboratorios la pueden anunciar a costo de producción y otros, a entre 10 y 20 dólares; y Moderna, por ejemplo, en Estados Unidos, dice que podría valer alrededor de 60 dólares cada dosis.

Y, para sorpresa de todos, ¿es que acaso pretenden meter ya en el esquema nacional de vacunación una vacuna experimental, con total ignorancia acerca de sus contraindicaciones, de sus efectos secundarios, de su tiempo de duración, de su capacidad de inmunización, de las reacciones que puede causar ante distintas patologías?

Así, a punta de ‘covidpopulismo’ en el prólogo de la vacuna, no llegaremos a ningún lado. Se requiere, como lo propone el proyecto, una ley que habilite al Gobierno para actuar con celeridad en esta coyuntura inédita y velar por la vida de los colombianos mediante un actuar responsable a la luz de la medicina y la ciencia.

Recapitulemos. 1) Se requiere autorizar al Gobierno para moverse con agilidad bilateral o multilateralmente, en escenarios de entidades públicas o de laboratorios privados, para quedar en buen puesto en la fila de varias vacunas. 2) Urge adoptar unas normas presupuestales excepcionales para poder incurrir en unos costos sobre productos inciertos a manera de inversión de riesgo. 3) Se requiere autorizar caminos financieros nuevos y flexibilizar los existentes para comprar futuros en el terreno de las vacunas.

Y además: 4) Es conveniente generar una delegación sui géneris, con lógica de eficacia y transparencia, de sector privado para que se adelanten negociaciones directas con laboratorios productores de la vacuna sin caer en las garras de corruptos y comisionistas. 5) Se requiere facilitar la iniciativa privada y estimular la filantropía mediante reglas tributarias especiales atractivas y justas. 6) Se requiere establecer condiciones razonables para que en Colombia se estimule no solo la importación, sino también la producción de vacunas. Y, como lo propone el representante Ferro: 7) Se recomienda un mecanismo tan novedoso como el pago de impuestos con vacunas.

Hay condiciones para hacer esto bien. Un Presidente honrado al mando. Embajadores que han hecho bien su tarea. Líderes empresariales generosos, que han venido avanzando en contactos y acuerdos. Un Contralor y un Procurador atentos a resolver cuellos de botella.

Ojalá que las vanidades no hagan perder de vista que si queremos vacunas cuando se liberen al público, se necesita moverse coordinadamente en todos los frentes, pensando en el bien colectivo y lejos de memorandos ocultos o reuniones secretas que generan mala espina y a nada bueno conducen. De cara a la ciudadanía, todo sale mejor.

JUAN LOZANO

Más de Juan Lozano

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.