Marta Lucía, hablando claro

Marta Lucía, hablando claro

Sin pelos en la lengua pone los puntos sobre las íes.

28 de octubre 2018 , 11:30 p.m.

“El objetivo de la JEP es el análisis, acusación y juzgamiento de los delitos derivados del conflicto de las Farc con el Estado colombiano. Su objetivo y competencia no son los de revisar la doctrina vigente en Colombia en materia de extradición de narcos”, dijo Marta Lucía Ramírez esta semana. Preciso. Clarito. Contundente. Y puede hablar así porque no necesita pedirle permiso a nadie. A fin de cuentas, más de 10 millones de colombianos, por voto popular, le dieron esa legitimidad.

Y ya le había salido al quite con precisión análoga a cualquier pretensión de extenderle su período vicepresidencial. “Los colombianos nos eligieron para trabajar por el país durante los próximos cuatro años. Cualquier alteración en los períodos de gobierno actuales lesiona la institucionalidad y desconoce los términos del mandato democrático”.

Lo hizo bien. Ayudó a disipar sospechas y maledicencias en el sentido de atribuirle al Gobierno esos propósitos. Discreta pero eficaz, Marta Lucía Ramírez, además de cumplir con las tareas que le entrega el presidente Duque, desarrolla una maratónica agenda que no suspendió ni cuando los médicos le recomendaron quietud.

Su llegada a la Vicepresidencia debe servir como historia inspiradora para todos aquellos jóvenes que quieren participar en política pero temen a la capacidad corruptora de los políticos. Ella nunca se torció. Nunca le jugó a la corrupción. Luchó con firmeza por su espacio y soportó con toda dignidad las adversidades.

La recuerdo, en los momentos más duros de su carrera, cuando aguantaba todo el peso del gobierno anterior, que, a punta de ‘mermelada’, socavaba sus bases políticas hasta que la dejaron sola. Ella era su propia jefa de prensa, su jefa de giras y su coordinadora programática. Ella misma era su ‘comunity manager’ y su relacionista pública. Y su gerente financiera. Ella organizaba el evento. Asistía al evento. Lideraba el evento. Escribía el comunicado de prensa del evento y, además, lo enviaba cuando sus opiniones se estrellaban contra los muros de indiferencia de quienes la creían sepultada.

El Gobierno la atacaba, los medios la silenciaban y su partido le daba la espalda. Hasta su esquema de seguridad se lo debilitaron. Vinieron además su dolor y su luto por la partida de su madre. Y Marta Lucía nunca se doblegó. No le hizo concesiones a nadie. Se mantuvo, fiel a su estilo, firme en su empeño.

Hoy se ha convertido en leal complemento del presidente Duque. Mirando hacia el futuro y asumiendo una lista larga de etcéteras que le van mandando, y otros que ella misma se va buscando, Marta Lucía Ramírez es un rostro de experiencia y kilometraje del Gobierno.

Al toro por los cachos. “Algunos peyorativamente dicen que a la Vicepresidenta le están mandando todos los chicharrones. Pues son esos chicharrones con los que me siento feliz de poder darles manejo, tratando de dar soluciones en ciudades y regiones que quiero tanto”.

Sus declaraciones son frenteras. Como cuando advirtió que una cosa es el Centro Democrático y otra, el Gobierno, por el bien del Gobierno y, cómo no, por el del Centro Democrático también. O como cuando brinda apoyo frontal a María Corina Machado, quien resiste valientemente en Venezuela las agresiones brutales del régimen. “Gloria al bravo pueblo venezolano, que con dignidad y carácter sale a pedir democracia”.

O como cuando defiende los derechos de los niños y levanta su voz para reclamar por las vulneraciones. “Es inaudito que un juez se abstenga de dictar medida de aseguramiento contra alcalde acusado de abuso sexual contra niña menor de edad”. También insistió en que “el país no puede seguir aceptando el silencio sobre los niños reclutados por las Farc”.

Cada uno tendrá su propia percepción sobre Marta Lucía Ramírez. Y cada cual juzgará sus ejecutorias. Pero nadie podrá desconocerle su empeño perseverante de apoyar el gobierno del presidente Duque para que a los colombianos nos vaya bien.

JUAN LOZANO

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.