Secciones
Síguenos en:
Ley María: ampliación responsable

Ley María: ampliación responsable

La unanimidad en la votación es un triunfo del amor.

20 de junio 2021 , 11:46 p. m.

Por unanimidad, en el último debate de Senado y con aval del Ministerio de Hacienda fue aprobada la ampliación a dos semanas de la ley María, es decir, de la licencia de paternidad. Gracias, de todo corazón.

Es, sin duda, un triunfo del amor, una confirmación de los beneficios que la ley María ha traído a lo largo de estos años y una determinación correcta en los propósitos de generar un país más equitativo, una mayor protección de los derechos de los niños y una sociedad más amorosa, más solidaria y menos violenta.

El complejo y exitoso proceso de concertación en el tramo agónico de la legislatura que acompañamos minuto a minuto deja, además, una interesante figura de progresividad referida al comportamiento del empleo que debería ser un ejemplo para muchas leyes futuras.

Me explico. La ley María pasa de 8 días a 2 semanas, pero la norma trae una posibilidad de extenderse a cinco semanas. La novedad consiste en que la ampliación del tiempo de licencia no opera automáticamente, sino que está condicionada por el desempeño adecuado del mercado laboral, es decir, por la reducción del desempleo. Así las cosas, si se mantiene el desempleo estructural en los niveles que tenemos hoy, la licencia se mantendrá en dos semanas, pero si se reduce el desempleo estructural, en los años siguientes la licencia se irá ampliando progresivamente.

Este mecanismo se convierte en un referente necesario en un país que debe incrementar sus umbrales de protección y beneficios sociales, pero requiere un mejor desempeño en materia de empleo, crecimiento y productividad. El mecanismo aprobado respeta las voces que desde la empresa privada y la academia han advertido sobre el riesgo que se corre por el incremento de costos para la generación del empleo formal.

Hace casi una década, cuando logramos la aprobación de la ley de Familias en Acción, de la que también fui autor, gracias a las reflexiones de Fedesarrollo logramos formalizar el mecanismo de los subsidios condicionados. Fue un gran salto en la legislación social.

En ese momento, frente al programa social de mayor impacto redistributivo, lo novedoso consistía en elevar a la categoría de ley un mecanismo que no implicaba, simplemente, regalar dinero a las familias más pobres, sino condicionar la permanencia del beneficio al desempeño adecuado de los hogares beneficiarios frente a los indicadores de nutrición, peso y talla de los niños, así como su permanencia en el sistema escolar.

Estas dos innovaciones legislativas trazan una ruta para que el Estado no se convierta en un prodigador de limosnas, sino en un generador de oportunidades de educación, nutrición y progreso a partir de las ayudas económicas, con la colaboración y la responsabilidad de los beneficiarios, por una parte, y para que la ampliación progresiva de beneficios sociales consulte y esté atada a la realidad del sector productivo y de la generación de empleo. Son, además, antídotos contra el populismo.

En el momento de escribir esta columna aguardo esperanzado que la conciliación sea aprobada en Senado en estas últimas horas de la legislatura, y espero que pronto se surta el proceso para que la ley sea firmada por el presidente Duque y se produzca la reglamentación de las nuevas figuras sobre la licencia compartida y la licencia flexible.

Frente al proceso legislativo, justo es agradecer el apoyo de José Manuel Restrepo y su viceministro; el liderazgo de los representantes coautores del proyecto, José Daniel López y Juanita Goebertus; la diligencia de la senadora ponente, Laura Fortich, la solidaridad de las mesas directivas y secretarías generales de Senado y Cámara, la compañía del senador Honorio Henríquez y el representante Ricardo Ferro, así como el voto de todos y cada uno de los parlamentarios que, en medio de tantas tormentas, hicieron posible este inmenso beneficio para los padres, las madres y los niños de Colombia.

JUAN LOZANO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.