La ‘Yerrymanía’

La ‘Yerrymanía’

Así debería ser siempre: con los pies en la tierra y los ojos en el cielo.

15 de enero 2018 , 12:30 a.m.

Porque representa mérito, virtud, esfuerzo, lucha, talento, entereza, pasión. Porque es un ejemplo para millones de jóvenes colombianos llenos de sueños e ilusiones que parecen inalcanzables. Porque pone a repetir a los catalanes, a los españoles, a los europeos, una y otra vez, el nombre de su pueblo natal: Guachené.

Porque se convirtió en embajador vigoroso de millones de buenos colombianos ante el mundo, en contraste con los retrocesos en la seguridad que nos vuelven a colocar en las listas de advertencias a viajeros como destino peligroso en buena parte de nuestro territorio.

Porque no pierde la humildad del hombre trabajador que sabe que la disciplina, la perseverancia y el sacrificio son la clave del éxito. Porque, de la mano de su madre, mantiene intacta su fe (“De hecho, mi mamá es muy apegada a Dios y venimos siempre creyendo en él, creo en Dios y siempre le doy la honra y la gloria a él”, le dijo a EL TIEMPO). Porque no se olvida de sus raíces, porque no reniega de los suyos, porque siempre agradece a quienes le dieron la mano.

Porque es genial. Porque defiende y mete goles. Ya lo dijo Valverde en la rueda de prensa que recoge ‘Marca-Claro’ “Es un jugador con desparpajo, se atreve con el juego ofensivo, tiene presencia, un juego aéreo espectacular, y ahí nos puede ayudar mucho. Esperemos que se amolde bien al grupo y desearle suerte”.

Por todo lo anterior y por muchas razones adicionales, el fichaje de Yerry Mina en el Barcelona, el primero de uno de nuestros compatriotas en la historia, se convirtió en razón de júbilo nacional, en poderoso tanque de oxígeno para un país al que le madrugaron en el 2018 las malas noticias por causa de la tempranera escalada de violencia generada por el Eln, de la podredumbre y la pestilencia que emana de todos los casos de corrupción política y de los malos pronósticos económicos.

Así, un estremecimiento de alegría, de ternura, de optimismo recorrió a Colombia cuando Yerry saltó descalzo a la gramilla del Camp Nou, fiel a la tradición que se implantó en el Santa Fe, mientras seguíamos el carnaval fantástico que vivían los guacheneseños, iniciado desde tempranas horas por las mujeres cantadoras que salpicaban sus cantos tradicionales con nuevas composiciones en honor de Yerry.

“Yo hoy estoy cumpliendo un sueño y recuerdo cuando comencé a jugar en mi tierra, Guachené. Allá di mis primeros pasos, y si yo conseguí esto, seguro que muchos niños más adelante también lo pueden lograr. Por eso pido que se fijen más en Guachené, porque allá hay mucho talento, y fíjense también en otras regiones porque seguro hay buenos jugadores”, dijo el propio Yerry. Su paisano caucano de la misma zona, otro grande que triunfa en Europa con el Tottenham, Dávinson Sánchez, así lo confirma.

Lo de Yerry va más allá del fútbol. El desmoronamiento progresivo de la clase dirigente colombiana a ojos de los ciudadanos del común y la sucesión de escándalos que se reportan desde los más altos círculos en todas las ramas del poder público han generado una búsqueda de referentes y modelos para seguir fuera del mundo de la política.

Eso explica que un Nairo Quintana, una Catherine Ibargüen o, cómo no, un Yerry Mina –para citar solo unos pocos– se conviertan en la inspiración para tantos jóvenes que se resisten a quedar condenados a que su ruta al éxito sea recorriendo la misma senda de criminales premiados, de narcos resucitados, de políticos bandidos o de abusadores poderosos.

Y eso explica también que el corazón colectivo de los colombianos palpite con sincera felicidad al ritmo de los logros de nuestros deportistas, héroes de verdad, que con sus propias acciones nos devuelven la fe en todo lo grande que puede surgir desde Colombia.

Posdata. Así como Yerry Mina deberíamos vivir todos los colombianos: con los pies en la tierra y los ojos en el cielo.

JUAN LOZANO

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.