El primer día de Mindeportes

El primer día de Mindeportes

Bien que el nuevo mindeporte sea de los deportistas y no de los políticos.

16 de septiembre 2019 , 12:40 a.m.

A las 2 de la tarde de hoy toma posesión Ernesto Lucena Barrero como primer ministro del Deporte en Colombia. Cero fronda burocrática, montado sobre la misma estructura de Coldeportes y alejado de cualquier reparto politiquero, el nuevo ministerio nace para pagar una vieja deuda del Estado colombiano con el deporte, para proyectarlo con todo vigor hacia el futuro y para construir una nueva y esperanzadora aproximación al deporte, a la recreación, al ejercicio físico, a la convivencia y a la educación.

Debemos a nuestros deportistas admiración y gratitud por sus logros titánicos, por habernos proporcionado inmensas alegrías y por haberse convertido en los mejores embajadores de Colombia. Sin embargo, la verdad es que por décadas el Estado fue tacaño con ellos. En los últimos años, algunos programas de apoyo a los deportistas han pretendido remontar esta deuda, y un puñado de los mejores reciben apoyo sostenido de cara al ciclo olímpico. Pero todavía es insuficiente.

La miopía del Ministerio de Hacienda y del Departamento Nacional de Planeación frente al deporte, la recreación y el ejercicio físico data del mismo momento en que se creó Coldeportes, en 1968, hace más de 50 años, en el gobierno de Carlos Lleras Restrepo. La tecnocracia presupuestal nunca entendió el alcance, la dimensión y el impacto que la nueva entidad debía tener y le fue asignando migaja tras migaja, presupuesto tras presupuesto a lo largo de los años. Chichiguas, como decían los viejos chapinerunos.

Hoy la cosa será a otro precio, pues la aprobación del ministerio fue el producto de una combinación potente entre el entusiasta director de Coldeportes, en buena hora promovido a ministro, y los deportistas de Colombia, que fueron los verdaderos jefes de debate del proyecto. Ahí los sentimos y los vimos, cuando querían ponerles obstáculos, cobrarles peajes o incluso hundir el proyecto. Respetuosos con el Congreso, propositivos y optimistas, dejaron un mensaje claro que se ha convertido casi en un mantra: el ministerio es de los deportistas.

Todas las bancadas, toditas, sin excepción, sin votos en contra, aprobaron el proyecto. El respaldo del presidente Duque fue determinante e inequívoco. La orientación de los debates de Lucena fue impecable. Se le notó la mezcla entre el deportista de alto rendimiento y el académico innovador capaz de mirar hacia el futuro con desparpajo, solvencia y eficiencia. Por eso, el primer día del ministerio es, simultáneamente, el primer día de una nueva etapa para el deporte en Colombia.

Se podrá entender, por fin, que no es un asunto marginal, para celebrar efímeras alegrías circunstanciales, sino un ministerio del primer orden en la agenda nacional, llamado a liderar una transformación profunda en materia de hábitos de vida saludables, de apropiación de parámetros de vida sana, de asimilación de reglas, de honestidad competitiva como estructuradoras de la vida en sociedad, de promoción de la recreación popular, de masificación de involucramiento deportivo y, cómo no, de apoyo integral, decidido y generoso para deportistas comunitarios, aficionados, profesionales y olímpicos.

La cosa es clara. Cuando las sociedades aceptan regirse por las normas de oro del deporte se alcanzan mayores niveles de progreso, de desempeño y de transparencia.

Ciertamente, cuando la disciplina cotidiana para ser mejores se vuelve hábito colectivo, como sociedad el desempeño es mejor. Cuando hay un apego a las reglas y quienes las cumplen, como sucede en el deporte, reciben premios y recompensas expresados en sus resultados y quienes las violan son sancionados o expulsados, se valoriza el sentido de justicia y se promueven el juego limpio y la honestidad.

Y cuando se sueña en grande y se trabaja para alcanzar los sueños, se levantan las barreras que parecían invencibles. ¡Bienvenido, Mindeporte!

JUAN LOZANO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.