Secciones
Síguenos en:
El mundo de los vacunados

El mundo de los vacunados

El que no se quiera vacunar que no se vacune, pero debe entender que le puede acarrear limitaciones.

09 de agosto 2021 , 12:00 a. m.

¿Debería el mundo ser el mismo para vacunados y no vacunados? Amplio debate, en el que más allá de los argumentos jurídicos, médicos, religiosos y éticos que se han esgrimido de lado y lado, ya la realidad tomó partido y los hechos empezaron a galopar. Habrá un mundo para vacunados distinto de aquel de los no vacunados. Aunque subsisten los debates, hoy entra a regir el pasaporte sanitario en Francia.

En Colombia, el Gobierno estudia el pasaporte covid digital y espera adelantar un piloto antes de terminar este mes a partir de descargas en Coronapp. Aunque en muchos países, como en Colombia, las normas de mayor jerarquía impidan la vacunación obligatoria, tales normas no impiden que se establezcan algunas limitaciones para los no vacunados frente a actividades que impliquen contacto con sus conciudadanos.

El que no se quiera vacunar que no se vacune. Pero debe entender que, además de los peligros que pueden atentar contra su vida, su salud y las de sus seres amados, esa circunstancia le puede acarrear limitaciones a la hora de asistir a lugares de alta afluencia de público como conciertos, restaurantes, bares, tiendas, cine, centros comerciales, bancos e incluso –y entiendo lo intenso de la controversia– dependencias de atención y servicio al público.

Toda forma de discriminación está prohibida por ley en Colombia, lo cual incluye a los no vacunados. Pero establecer, con respaldo constitucional en la protección de derechos fundamentales como la vida y la salud, unos prerrequisitos para habilitar ingresos a lugares de concurrencia masiva es legal. El bienestar colectivo prima.

Las estadísticas mundiales son contundentes. No hay duda. Las vacunas protegen con alta efectividad contra la muerte y las manifestaciones más severas y dramáticas del covid. Punto. Las posibilidades de morir por covid entre vacunados y no vacunados son abismalmente diferentes.

A pesar de que todavía subsisten interrogantes sobre efectos a mediano y largo plazo que solo se podrán ir despejando con el paso del tiempo, al igual que las preguntas sobre la necesidad de refuerzos y aplicación de dosis sucesivas y cocteles de vacunas, las coberturas contra la muerte y las complicaciones más graves sobrepasan el 80 e incluso el 90 por ciento cuando se aplican las vacunas, con algunas variaciones entre ellas. La vacuna protege la vida.

Así, en Colombia, a la hora de validar el pasaporte covid digital, cada dueño de establecimiento privado, cada empresario responsable de eventos podrá establecer las condiciones de ingreso y es libre de exigirlo como requisito de ingreso.

En lo público, los prerrequisitos de acceso deben armonizarse con la garantía del principio de igualdad, de manera tal que nadie se quede por fuera de la capacidad de gozar de la plenitud de derechos, sobre todo en lo que tiene que ver con trámites ante el Estado. Ello, sin embargo, no impide establecer turnos diferenciales o digitalización necesaria para los no vacunados.

Lo que sigue siendo un imperativo es el desarrollo y despliegue de amplias campañas de información para enfrentar las noticias falsas que pululan en torno de las vacunas. Aunque ya vamos en 17 millones de primeras dosis y, a grandes números, uno de cada tres colombianos en edad de ser vacunados tiene esquema completo, aún nos falta cerca del 50 por ciento de la cobertura requerida para llegar a la inmunidad de rebaño.

Por ello se requiere mantener un ágil proceso de actualización de información sobre las vacunas y asuntos sobrevinientes relativos a eficacia, efectos, autorizaciones y recomendaciones emanadas de autoridades sanitarias del mundo, indicaciones, contraindicaciones y nuevos hallazgos médicos.

Con transparencia hay que construir confianza. Con audacia hay que desmontar falsedades. Con gerencia hay que garantizar dosis suficientes. Y con eficiencia hay que vacunar, vacunar, vacunar y seguir vacunando.

JUAN LOZANO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.