El Llano clama auxilio

El Llano clama auxilio

Desidia centralista de décadas debe llegar a su fin.

16 de junio 2019 , 10:08 p.m.

Colombia ha sido cruel, indolente y miope con nuestro Llano. Colombia, enceguecida por el mismo centralismo arrogante que ha abandonado el Pacífico, desdeñado el Caribe y descuidado el mar, parece no haber entendido que medio país está al oriente de la carretera al Llano. Medio país de gente buena, biodiversidad máxima, recursos naturales, despensa agrícola, hidrocarburos, riquezas estratégicas y paisajes sublimes.

Medio país que no se ha asumido como una verdadera prioridad nacional y al que han querido darle contentillo con unas inversiones marginales en comparación con lo que reciben otras regiones. Medio país que clama y reclama, sufre y padece. Medio país que se visibiliza transitoriamente por la escalofriante contundencia de las montañas que se derriten y los puentes que se caen.

Con la carretera cerrada, los llaneros desesperados, los comerciantes reventados, los hoteleros quebrados, los restauranteros asfixiados, empezó ya el ‘Songo le dio a Borondongo’ y el ‘Borondongo le dio a Bernabé’ para que el campeonato nacional de peloteo interinstitucional entre en su patético clímax. Ahora resulta que no hay responsables, que la fatalidad imprevisible se apoderó del Llano y que Dios los acompañe y el Señor los bendiga.

La conectividad con esta región no puede seguir limitada a una sola carretera. Las vías alternas deberían permanecer en condiciones óptimas. Mienten sin vergüenza quienes dicen que están buenas. Con nuestros compañeros de la alianza 6AM Más, nos dimos a la tarea de recorrerlas palmo a palmo, y pudimos documentar que son una calamidad. Venir a Bogotá por la vía alterna Sogamoso puede tomar hasta 12 horas y por Guateque, hasta 8. Y la reticencia para mitigar con conectividad aérea la tragedia terrestre irrita hondamente a los llaneros. Los vuelos ofrecidos siguen siendo insuficientes y el abuso con el precio de los tiquetes, pan de cada día, según lo ha denunciado el alcalde de Villavicencio.

El Gobierno anunció algunas medidas necesarias. Entre ellas, una línea de crédito adicional de Bancóldex en buenas condiciones por 200.000 millones. Unas prórrogas adicionales en las líneas del Banco Agrario. Una línea especial de crédito agrícola anunciada por el ministro de Agricultura con tasa subsidiada. Una modificación del calendario tributario para extender el plazo de pago de las obligaciones tributarias. Todo ayuda.

Sin embargo, la visión frente al Llano ha de ser mucho más integral. Los más de 30.000 metros cúbicos de tierra y roca que cayeron sobre la vía, destrozaron el puente y condujeron al cierre indefinido impedirán el transporte de más de 120 toneladas de productos porcícolas, 1.200 de pollo, 1.300 de alimentos concentrados y 700.000 pollitos de engorde que se mueven cada semana, según este mismo diario, además de los desastrosos efectos derivados de un 40 por ciento de incremento de fletes. Y hay mucho más, pues la cosecha de arroz (unas 600.000 toneladas) está en riesgo, al igual que la de frutas.

Lo que tenemos que entender es que esto va para largo y no estamos ante una emergencia más que se pueda atender con unos buldóceres que remuevan tierra. Se debería designar un gerente nacional para el Llano que lidere, coordine, convoque y articule las soluciones de corto, mediano y largo plazo.

Me da mucha pena con el Ministerio de Hacienda, pero si sus funcionarios recorrieran las calles de Villavicencio o de cualquier municipio de la zona, entenderían que lo que se está viviendo es una verdadera calamidad. Aunque yo entiendo la necesidad de adoptar medidas progresivas, no deben descartar una pronta declaratoria de emergencia.

Así como el país entendió una ligera flexibilización de la regla fiscal para atender la tragedia migratoria de los venezolanos, resultaría imposible entender que no se usara parte del cupo ya autorizado para apoyar decididamente a los llaneros.

JUAN LOZANO

Sal de la rutina

Más de Juan Lozano

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.