Egan y el nuevo Mindeporte

Egan y el nuevo Mindeporte

El nuevo ministerio es de los deportistas y no de los políticos ni de los burócratas.

11 de agosto 2019 , 11:55 p.m.

La cosa es así: el 7 de agosto, el epicentro de la unidad de todos los colombianos se trasladó a Zipaquirá, en la gigantesca convocatoria alrededor de Egan Bernal.

Al final de la jornada bicentenaria contrastaban un puñado de embajadores e invitados especiales tiritando del frío y con los labios morados en el puente de Boyacá y una plaza de Zipa colmada por una multitud jubilosa aclamando al gran Egan.

Lo que eso refleja, más allá de confirmar que necesitamos retomar con entusiasmo la enseñanza de nuestra historia de Colombia en escuelas, colegios y universidades, es que hoy por hoy, el deporte se ha convertido en el aglutinante nacional más importante.

En Colombia, el deporte dejó de ser un asunto marginal de segunda categoría en la agenda pública para convertirse en una mezcla de pasión y anhelo que cada día reclama más atención, demanda mayor apoyo y exige mejores respuestas del Estado y el sector privado.

Ahí está Egan. Y con él, decenas de deportistas de talla global, los campeones Cabal y Farah, Caterine Ibargüen, Mariana Pajón, Nairo Quintana, Rigo, el Chavito, ‘Supermán’ López; James, Falcao, nuestros cracs de la Selección; la poderosa selección femenina, medallistas de oro, medallistas olímpicos, panamericanos y bolivarianos.

Medallistas acuáticos y subacuáticos, individuales, por equipos, patinadores, pesistas, boxeadores, luchadores, voleibolistas, atletas, gimnastas y el colosal Urshela, un fuera de serie que se ha convertido en el fenómeno de la temporada en Estados Unidos, ídolo ya en el Yankee Stadium de Nueva York, entre otros.

Colombia vive una efervescencia deportiva. Por eso es tan importante que el presidente Duque haya honrado su promesa de campaña: el Ministerio del Deporte es una realidad, y estamos a pocos días de que se produzca su banderazo de arranque.

Cero grasa burocrática, montado sobre la misma estructura de Coldeportes, donde Ernesto Lucena ha cumplido con una tarea titánica, el nuevo ministerio les pertenece a los deportistas y no a los políticos.

Ahí, quizás, radique parte del éxito de Lucena: él mismo es un deportista que compitió con alto rendimiento, sudó las camisetas, sintió la adrenalina de la victoria y vivió la complejidad de las derrotas.

Cuando se tramitó la ley, los jefes de debate que acompañaron a Lucena en el Congreso fueron los propios deportistas, y lograron una verdadera proeza: en un país donde se volvieron tan escasos los consensos, la ley fue aprobada por unanimidad. Sí, apreciados lectores, desde el Centro Democrático hasta las Farc, todas las bancadas aprobaron la creación del ministerio.

Ello debe representar un salto presupuestal significativo para apoyar a nuestros deportistas y unos potentes vientos de renovación de todas nuestras políticas de promoción deportiva, recreación y bienestar.

Las reglas del deporte son las reglas de la virtud. Disciplina, superación, esfuerzo, trabajo constante, juego limpio.

Esta es una oportunidad para superar definitivamente los episodios bochornosos que bandidos de cuello blanco protagonizaron metiendo a su bolsillo las platas del deporte. Baste recordar la infamia que unos pocos forajidos en Ibagué perpetraron valiéndose del pretexto de unos juegos nacionales para engrosar sus patrimonios torcidos.

Y que sea la ocasión, también, para el destierro contundente de prácticas ilícitas asociadas con deportes que el pueblo ama. El dopaje en el ciclismo, por ejemplo.

Los testimonios de nuestros deportistas se han convertido en la confirmación tangible de que luchar por los objetivos que cada cual se proponga para su vida rinde sus frutos y permite convertir sueños en realidades y anhelos, en logros de todo nivel.

Por si quedaran dudas, es necesario resaltar todas las ejecutorias en los Juegos Panamericanos.

JUAN LOZANO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.