Brigada antiincendios

Brigada antiincendios

Bolsonaro ha procedido como un bárbaro indolente frente a un patrimonio de la humanidad.

25 de agosto 2019 , 11:06 p.m.

Estremecen las imágenes de la región amazónica ardiendo. Producen una mezcla de angustia y desolación, así como una sensación de impotencia y rabia por el cinismo bárbaro de Bolsonaro. Bárbaro e irresponsable, además de indolente e ignorante.

Lo que arde es un patrimonio ambiental de la humanidad. No solo de los brasileros. Y, más allá de la crítica justificada contra Bolsonaro, también estremecen la inacción global y la precariedad de los avances en la protección del planeta.

Esta especie humana nuestra, que ha sido capaz de inventar casi todo, de superar umbrales científicos y tecnológicos que parecían inverosímiles, de conquistar el espacio, no ha sido capaz de entender que solo tenemos una residencia posible, un único planeta donde podemos vivir, y que lo estamos destruyendo aceleradamente.

Cuando trasladamos a nuestro país estas urgencias, valga decir, al país más biodiverso del mundo por kilómetro cuadrado, queda claro que la conciencia ambiental es aún precaria. Aunque los jóvenes expresan unos espectaculares entusiasmos ambientales, no hemos logrado insertar las prioridades de protección y conservación dentro del corazón de los formuladores de las políticas públicas.

La responsabilidad para con el cuidado del planeta es más una excepción que una regla, y abusando de una mezcla de desgano e ignorancia, los negacionistas del cambio climático parecen salirse con la suya. Sin embargo, aun si mañana los colombianos saltáramos al podio de la responsabilidad ambiental, con el diseño institucional actual fracasaríamos en el intento de preservar integralmente nuestros tesoros medioambientales.

Al nuevo Ministerio de Ambiente le sustrajeron casi completamente la guarda de la soberanía ambiental. Ricardo Lozano es un experto. Además, honesto y de buena fe. Pero no mucho puede hacer ante la catarata de despojos de competencias que fueron trasladadas a la Anla, sin dotar tampoco a esta entidad de las herramientas necesarias para cumplir con sus tareas misionales. Famélico el Minambiente y famélica la Anla, sufrimos todos.

El diseño inicial del Sistema Nacional Ambiental fue inteligente. Pero con el paso de los años, la indolencia presupuestal de Minhacienda y Planeación con el medio ambiente terminaron dejando cascarones institucionales que generan muchas expectativas, pero no tienen cómo convertirlas en realidad.

Para la muestra, un botón: la diligente Julia Miranda, directora de Parques hace como diez ministros y cinco gobiernos, cada año tiene que librar contra Hacienda una batalla titánica para que no le recorten la plata de nuestros parques.

La distribución de recursos entre las corporaciones autónomas es irracional. Como el recurso más cuantioso que nutre ese sistema se deriva de sobretasas prediales, las corporaciones autónomas regionales (CAR) más urgidas de plata para proteger ecosistemas estratégicos como la Amazonia son paupérrimas. Como si lo anterior fuera poco, los políticos diseñaron los linderos de las CAR en función de sus propios votos y no de la protección de los ecosistemas, y se convierten en muros infranqueables a la hora de tramitar reformas necesarias.

Claro que hay avances. La consolidación del Humboldt. La expedición del régimen sancionatorio ambiental. La incorporación progresiva de áreas protegidas, para citar solo algunos. Pero si queremos de verdad montar nuestra mejor brigada antiincendios para defender los tesoros ambientales colombianos y los pulmones de la humanidad, deberíamos construir un sólido consenso nacional para sacar adelante una gran reforma de la institucionalidad ambiental que garantice plena aplicación de los categóricos mandatos constitucionales aprobados desde 1991.

JUAN LOZANO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.