Alerta… ovnis en El Dorado

Alerta… ovnis en El Dorado

Como que a las autoridades aéreas les cuesta distinguir entre un ovni, un dron y una bomba.

10 de marzo 2019 , 11:57 p.m.

Ha de ser Bogotá el nuevo paraíso turístico de los habitantes de otros planetas, galaxias y sistemas solares, a juzgar por la reiterada aparición de ovnis en los últimos días.

Y gran orgullo deben sentir los habitantes de la capital, pues el prestigio intersideral de El Dorado lo ha convertido en el lugar favorito para el aterrizaje de estas misteriosas naves que están marcando hitos en la historia del diseño de vehículos intergalácticos.

En aras del equilibrio, hay que advertir que este columnista aún no dispone de suficientes elementos de juicio para establecer si este fue un logro de la Bogotá Humana o si, por el contrario, los alienígenas vienen motivados por el interés de replicar el TransMilenio en alguno de sus planetas donde ya han colapsado los sistemas tradicionales de transporte masivo de alienígenas.

Lo cierto es que hace cuatro días ingresó al planeta Tierra el más sorprendente ovni avistado en varios milenios y que paralizó la operación aeroportuaria de El Dorado en la hora pico de llegada y salida de vuelos, tras haber superado, gracias a sus avanzados sistemas de navegación, los cielos altamente contaminados de Kennedy, Engativá y Fontibón en Bogotá. Al parecer, es más difícil para un ovni ingresar por ese corredor de neblina densa y gris que sortear una lluvia de asteroides.

Y digo que es el más sorprendente ovni de todos los avistados en la historia de la humanidad, pues no solo desarrolló un sistema autoinmune para que no lo afecte el diésel evaporado los días que no hay pico y placa, sino que posee un enigmático sistema de mutación robótica que le permite aparecer en forma de dron y desaparecer en forma de bomba de helio.

Así ocurrió en el lapso de casi una hora que tardaron los rápidos y acuciosos integrantes de la Aeronáutica Civil y la Fuerza Aérea Colombiana en encontrar los binóculos de juguete con los que creería uno que monitorean las pistas de El Dorado.

Claro, cuando aparecieron los binóculos, desapareció el dron, que ya no era dron, sino bomba de helio, y apenas dijeron que era bomba de helio se esfumó para siempre.

Intenté consultar ufólogos, expertos en drones y expertos en bombas de helio, incluido un recreacionista payaso y animador con posgrado en Sempertex, y nadie tiene reportado un antecedente similar de ovni que primero se muestre dron y luego mute a bomba de helio. Nadie. Pero esa es la versión oficial que nos dieron a todos los colombianos desde el aeropuerto El Dorado.

Y no es el primer caso. Mi admirada colega Érika Fontalvo relató, en ‘Caracol 6 a. m.’ más, con fundamento en fuente creíble, que ya hace unos meses unos pilotos reportaron haber visto un ovni, pero prefirieron en ese caso registrarlo como un dron que no fue captado por los radares.

Por todo lo anterior, considero que es prudente que en el Plan de Desarrollo se fortalezca la división interplanetaria de la FAC y se deje una partida para comprar cuando menos un par de binóculos modernos y alguna maquinita de retratar para poder detectar y registrar estos extraños ‘transformers’ voladores.

Es necesario. Si ya era raro que el dron se volviera bomba, más raro aún resulta que la bomba desapareciera sin dejar rastro. Voy a sugerirle a Esteban Cruz que haga un programa especial de ‘Más allá’ sobre esta novedad.

¿La bomba de helio habría sido abducida por un ovni de mayor tamaño a la altura de Soacha? Quizás, pues no quedó ninguna traza terrenal. Ni siquiera un fragmento para la Nasa.

Y si el ovni no vino de otra galaxia, ruego al Altísimo que interceda en los cielos para que Maduro no inicie una guerra de bombas de helio contra Colombia, pues tendríamos que rendirnos mientras los guardianes de nuestra soberanía aérea llenan los formularios para poder desplegar cualquier acción defensiva y sacan del estuche los binoculares de marras y su cámara Kodak, reliquia entrañable del siglo pasado.

JUAN LOZANO
En Twitter: @JuanLozano_r

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.