Secciones
Síguenos en:
Acelerar la vacunación

Acelerar la vacunación

El Gobierno debería recibir el apoyo que le ofrece el sector privado.

Francamente no tiene sentido que en el futuro inmediato, una vez evacuada completamente la fase uno del Plan Nacional de Vacunación, se impida que el sector privado concurra para agilizar la inmunización de los colombianos.

Es cierto que desde una perspectiva ética y de equidad, ante un panorama de vacunas escasas, los Estados tenían que garantizar que las primeras vacunas se aplicaran al personal médico y a los adultos mayores, y ello exigía un control total por parte del Gobierno, es decir, mantener la rienda en el monopolio del suministro de vacunas para los colombianos. Pero, una vez vacunados los ciudadanos priorizados en la primera fase, bien se puede abrir la puerta para la participación de los privados en este proceso crucial para Colombia.

En efecto, habría resultado inadmisible que antes que los médicos y los mayores de 80 años, personas con alta capacidad adquisitiva se hubieran empezado a vacunar. Eso ya no ocurrió. De aquí en adelante, el Plan Nacional de Vacunación debe abordarse no solamente desde la perspectiva exclusiva del sector salud, sino que se debe entender como una herramienta indispensable para lograr la plena reactivación productiva del país, la recuperación de la economía y la reducción del desempleo.

Permitir que el sector privado participe ahora, como lo vienen solicitando diferentes voces desde el sector productivo, desde la Andi, o desde distintos estamentos representativos de la sociedad colombiana, además de los beneficios anteriores, aliviaría considerablemente la carga financiera y el impacto presupuestal que implica este plan. Así, una parte de los costos que genera este plan podrían ser sufragados por el sector privado.

Adicionalmente, esta participación de los privados ayudaría a desestimular todas las prácticas corruptas en torno de los turnos de vacunación, los favoritismos, las filtraciones, las suplantaciones, las saltadas de turno, en fin, todos los vericuetos y atajos para saltarse turnos que parecen muy remotos, hacia finales de este año.

Es interesante, tal como lo menciona el último editorial dominical de este mismo diario, que a la autorización que se imparta para la participación de los privados en el Plan Nacional de Vacunación se le incorporen algunos mecanismos realistas y sensatos de solidaridad.

Y es indispensable que el Ministerio de Salud ponga sobre la mesa los proyectos, propuestas e incluso los interrogantes sobre las fases ulteriores de la vacunación contra el covid en Colombia una vez se complete la primera ronda de inmunización, incluyendo, claro está, la aplicación de la doble dosis en todas las vacunas que lo requieren.

Por lo demás, aunque nos demoramos en arrancar y, como es apenas natural, se han presentado dificultades, la vacunación avanza en Colombia. No a la velocidad que quisiéramos, pero avanza y eso es innegable. Y coinciden todos los sondeos de opinión en señalar que crece sostenidamente el número de colombianos dispuestos a vacunarse.

Mientras tanto, es indispensable que se mantengan las medidas esenciales de prevención a flor de piel en la vida cotidiana de todos los colombianos. El uso del tapabocas, el lavado de manos permanente, la desinfección de manos y el distanciamiento social. El virus no se ha ido. No nos podemos relajar. Algunos epidemiólogos ya hablan de un tercer pico, ojo.

La pelota, entonces, está en la cancha del Ministerio de Salud. La sugerencia respetuosa, entonces, es que se vayan perfilando todos los detalles jurídicos, sanitarios y logísticos de una autorización para el sector privado teniendo en consideración los aspectos epidemiológicos, las aristas de equidad y solidaridad y las consideraciones económicas, de tal suerte que más temprano que tarde se abra esta puerta y metamos el acelerador para alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

JUAN LOZANO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.