Un pacto por Colombia

Un pacto por Colombia

¿Con quién sería ese pacto? ¿Sobre qué temas específicos se podría lograr?

07 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Desde su elección, el presidente Duque ha insistido en la necesidad de superar la polarización con un mensaje convocante que es positivo en los actuales momentos. Propone el nuevo mandatario un pacto por Colombia para que juntos podamos afrontar los problemas que aquejan el país y mirar hacia el futuro, sin quedarnos en las confrontaciones del pasado. Ese llamado debe ser respondido positivamente por todos los colombianos, por encima de cualquier consideración política.

Se necesita ahora desarrollar la idea para despejar interrogantes. ¿Con quién sería ese pacto? ¿Para qué ese gran acuerdo? ¿Sobre qué temas específicos se podría lograr? Es clave responder esas preguntas y precisar sus alcances si queremos que realmente se concrete para bien del país.

La oposición y distintos sectores ciudadanos generaron con su iniciativa de la consulta anticorrupción una primera oportunidad, que el Presidente en buena hora aprovechó para convocar a todos los sectores políticos en torno a una nueva legislación contra la corrupción que todos apoyamos. Pero el pacto debe ir más allá. Implementación de los acuerdos de paz, reforma política, reforma de la justicia y política internacional podrían ser objeto de grandes acuerdos. Para ello es necesario convocar, en primer lugar, a la oposición, sectores gremiales, organizaciones sociales y de minorías étnicas, las altas cortes y los gobernadores y alcaldes del país.

Contribuiría enormemente para avanzar en los asuntos mencionados que se despejara cualquier duda sobre el acuerdo de paz, para que se pueda trabajar ya en los consensos requeridos en su implementación. Que el Gobierno, de una vez por todas, dejara claro que sus ideas legislativas sobre participación política y justicia transicional se aplicarán solo hacia adelante. Superada esta discusión del acuerdo de paz, se crearía el clima adecuado para alcanzar los acuerdos necesarios en otros frentes igualmente importantes.

Es posible encontrar caminos de entendimiento en medio de las diferencias. Hay que hacer una oposición razonable, serena y leal al gobierno Duque.

En reforma política, por ejemplo, para eliminar el voto preferente, que es el origen de todos los males de un sistema perverso y corrupto; cambiar a fondo la financiación de las campañas, ampliar la participación ciudadana y crear un poder electoral realmente independiente y autónomo, totalmente despolitizado. Avanzar también en la reforma de la justicia que piden a gritos los colombianos para eliminar de manera definitiva las funciones electorales de las cortes, suprimir el ineficiente Consejo Superior de la Judicatura, eliminar la Comisión de Acusación para dar paso a un tribunal de aforados y garantizar el presupuesto necesario para la presencia de la justicia en todo el territorio nacional, como condición esencial para consolidar la paz y reconciliación.

Y, finalmente, nuestras relaciones internacionales. Tras una campaña en la que se utilizó como nunca antes la política exterior como bandera electoral, llegó el momento de cambiar de actitud en un frente delicado y complejo que requiere responsabilidad y unidad nacional. Tanto en el caso de Venezuela como en el de Nicaragua, es factible discutir las decisiones hacia el futuro en materia de migración, seguridad y defensa de la soberanía nacional, para que el Gobierno nos represente a todos en el escenario internacional.

Es posible encontrar caminos de entendimiento en medio de las diferencias. Hay que hacer una oposición razonable, serena y leal al gobierno Duque, no la oposición mentirosa, rabiosa y de mala fe que los ocho años anteriores se le hizo a Santos.

Habrá diferencias en política económica y social, en materia ambiental, en el respeto a los derechos de las minorías o en la reforma rural integral, entre otros temas, pero si avanzamos en un pacto nacional en los cinco mencionados arriba, avanzaremos notablemente en reformas que esperan los ciudadanos de todos los colores políticos y, lo que es más importante, superaremos la polarización y aprenderemos a convivir en democracia quienes pensamos diferente.

JUAN FERNANDO CRISTO

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.