La peligrosa crisis del diálogo en Bogotá

La peligrosa crisis del diálogo en Bogotá

Cuando hablamos de la capital, muy pocas veces nos detenemos a pensar qué sucede en su interior.

23 de julio 2019 , 07:00 p.m.

Una de las preocupaciones más acentuadas entre los empresarios que tienen algún interés en Bogotá es la amplia distancia que se percibe entre los actores sociales, políticos y económicos, quienes en lugar de estar unidos alrededor de remar hacia un mismo objetivo, se perciben distanciados los unos de los otros, profundizando la cacareada crisis de la confianza.

Nadie cree en nadie, nadie confía en nadie, nadie escucha a nadie.

No me imagino un escenario más propicio que este para que discursos y aventuras populistas encuentren un caldo de cultivo perfecto para sus propósitos.

Cuando hablamos de la capital del país, muy pocas veces nos detenemos a pensar qué sucede en su interior, sobre todo dentro de cada “miniciudad” que son sus 20 localidades. Difícilmente sabemos ¿quiénes mueven su economía?, ¿cuáles son sus principales problemáticas?, y, sobre todo, ¿cuáles son las propuestas que pueden contribuir a solucionar los temas neurálgicos de la ciudad, como la movilidad, el empleo o la educación?

Tenemos una responsabilidad enorme como líderes de la sociedad y es la de entender en profundidad las dinámicas y problemas de quienes viven en la ciudad

Bajo esta premisa, a comienzos del año nos unimos con Fenalco Bogotá-Cundinamarca y la Cámara de Comercio de Bogotá, e ideamos la iniciativa Escuchamos a Bogotá, un ejercicio pertinente en el cual estamos recorriendo las localidades de la ciudad a través de una rigurosa metodología en la que prevalece el diálogo, para que la ciudadanía se haga partícipe de las discusiones que enmarcan los grandes retos de la ciudad. Más de 200 ciudadanos en cada localidad han expresado cuáles son los problemas del día a día de sus barrios y comunidades, además de cuáles podrían ser las soluciones, en su mayoría factibles y coherentes con la realidad que viven.

Este es un mensaje para el amplio abanico de candidatos que aspiran a asumir las riendas de la ciudad: escuchen más a los ciudadanos, entiendan cuáles son sus preocupaciones, cómo pueden aprovechar sus ideas. Lo que normalmente sucede en esta época electoral es que los candidatos diseñan una agenda con la que pretenden convencer al electorado; la presentan, y aquello se convierte en una conversación de una sola vía. Por esto, pasadas ya cuatro jornadas en que durante todo un día hemos capturado información de calidad sobre lo que está pasando en estos micromundos, y una vez terminemos todos los recorridos en un par de meses, les presentaremos a ellos una suerte de ‘libro blanco’ de Bogotá, el cual esperamos que sea tenido en cuenta por quien quiera que gane en las elecciones de octubre.

Tenemos una responsabilidad enorme como líderes de la sociedad y es la de entender en profundidad las dinámicas y problemas de quienes viven en la ciudad, para ser nosotros unos agentes de cambio eficientes y contribuir a cerrar las brechas que claramente existen. Este es parte de nuestro aporte desde el sector privado.

Por esto, es de vital importancia, para la Bogotá del futuro, poder tener más espacios como este, donde los menos escuchados, pero más interesados, puedan expresar su sentir por la ciudad. La capital será insostenible si seguimos por el camino de decisiones políticas convenientes para unos pocos y que dejan por fuera del espectro a quien realmente hace palpitar el corazón de esta ciudad.

Esta visión de Bogotá a futuro también incluye la región que nos circunda. Se debe prever cuál será la relación que la ciudad tendrá con lo que la rodea de cara a su crecimiento y su expansión. Es necesario pensar en nuestra capital como un área metropolitana que está interconectada y que ofrezca las mismas oportunidades a todo el que la habite, ya que con este modelo podemos equipararnos a grandes urbes en el mundo y ganar competitividad en la región, y, como dice Euromonitor Internacional, Bogotá pueda llegar a ser una de las 10 megaciudades del mundo, solo si tomamos las decisiones correctas; aún estamos a tiempo.

Una última recomendación para todos los colombianos que vivimos en esta maravillosa urbe: seamos más conscientes de en dónde estamos y tengamos un panorama de a dónde queremos ir como ciudad. El éxito de Bogotá radica en nuestro esfuerzo como sociedad civil y en lo que podamos aportar a la construcción de una Bogotá renovada hacia futuro; en esa Bogotá ya no hay cabida para discusiones politiqueras de cada cuatro años, en esa Bogotá solo hay campo para las decisiones por todos y para todos.

* Presidente de ProBogotá-Región

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.