Universidad pública con superávit

Universidad pública con superávit

Gestión de la Universidad Militar debería ser caso de estudio para las otras universidades públicas.

03 de junio 2019 , 10:42 p.m.

Según la información divulgada el año pasado por los diferentes medios de comunicación, las 32 universidades públicas que hacen parte del Sistema Universitario Estatal (SUE) tenían unos déficits acumulados en funcionamiento de 3,2 billones de pesos y de 15 billones de pesos en inversión; esos déficits fueron las dos razones principales que impulsaron las marchas estudiantiles y el paro de varias semanas.

Dentro de esas 32 universidades que hacen parte del SUE, encontramos a la Universidad Nacional, la Universidad del Valle, la Universidad de Antioquia, la Universidad Industrial de Santander y la Universidad Militar Nueva Granada, entre otras. Los números deficitarios que se presentaron hacían referencia a las universidades públicas que conforman el SUE como un conjunto; sin embargo, la situación financiera de cada una de las 32 universidades públicas consideradas individualmente es diferente una de las otras.

Por ejemplo, la Universidad Militar Nueva Granada (que tiene dos sedes en Bogotá y una nueva en Cajicá) no solo no presenta un déficit (en funcionamiento o inversión), sino que por el contrario arroja utilidades, o, en otras palabras, presenta un superávit. Según los estados financieros certificados del año 2017 que aparecen en la página web de la universidad (los del 2018 no han sido publicados online todavía), esta reportó utilidades de alrededor de 26.000 millones de pesos y 40.000 millones de pesos en los años 2017 y 2016, respectivamente. Esos dos números fueron la utilidad neta (o los excedentes del ejercicio). De esos valores, alrededor de 12.000 millones de pesos provienen de ingresos financieros. Los valores restantes, 14.000 millones de pesos (2017) y 28.000 millones de pesos (2016), fueron el resultado de la gestión de la universidad en esos años, o en otras palabras la utilidad operacional.

Si uno se pregunta, ¿de dónde esta universidad pública (que como todas las otras 31 recibe transferencias de la Nación a través del Ministerio de Educación Nacional) puede obtener cerca de 12.000 millones de pesos anuales como ingresos financieros?, la respuesta está en los mismos estados financieros que indica que la Universidad Militar tiene alrededor de 120.000 millones de pesos invertidos en CDT. De lo que se puede deducir que esta universidad pública por muchos años ha generado utilidades que ha invertido en el nuevo campus de Cajicá y en activos financieros como CDT (que son un colchón financiero para futuros proyectos o para enfrentar una eventual crisis).

La Universidad Militar, como las otras 31 universidades públicas vinculadas al Ministerio de Educación, cuenta con autonomía académica, financiera y administrativa. Académicamente, la Universidad Militar ofrece varios de los mejores programas que existen en el país en diferentes áreas como el de medicina. Desde el punto de vista administrativo, cuenta con una planta física y de personal administrativo y docente que son la envidia de muchas universidades privadas; y desde el punto de vista financiero, los números que reportan la deben ubicar entre las mejores administradas en Colombia y por encima (de lejos) de la mayoría de universidades privadas del país.

Sería injusto comparar las gestiones administrativa y financiera de las universidades públicas colombianas con las gestiones de las universidades privadas o con las de las universidades públicas extranjeras. Pero no es injusto compararlas con la de una universidad pública como la Universidad Militar. Con el fin de solucionar el paro estudiantil, el Gobierno Nacional se comprometió a destinar sumas importantes (este año y en los próximos tres) para cubrir los déficits (funcionamiento e inversión) que presentan las universidades públicas y ese es el camino correcto para alcanzar mejores niveles educativos en Colombia, con lo que ganamos todos, incluidos los que nos hemos beneficiado indirectamente de las universidades públicas (mi mamá es egresada de la Universidad del Valle de los años 70). Y las marchas estudiantiles plantearon unas quejas legítimas y justas.

Sin embargo, el presupuesto nacional no es infinito y un país como Colombia, que en muchas áreas sigue siendo pobre, no puede seguir cubriendo déficits que son en parte resultados de gestiones administrativas y financieras ineficientes y en algunos casos negligentes. De la misma manera que los estudiantes le pidieron al gobierno Duque cubrir los déficits históricos, deberían también demandar de las directivas de sus respectivas universidades por gestiones más transparentes y efectivas.

Colombia necesita tanto de universidades privadas como universidades públicas de calidad. Lo público, como lo ha demostrado la Universidad Militar, no debe ser sinónimo de deterioro, déficit, corrupción, de edificaciones que se caen, de semestres suspendidos, etc. La utilidad operacional de la Militar (según los estados financieros) no proviene de los pregrados, sino de los programas de posgrados o de educación continuada. En países como Estados Unidos, las universidades estatales reciben transferencias de recursos públicos, pero también generan recursos adicionales a través de donaciones de exalumnos, convenios de investigación con entidades públicas y privadas, y programas rentables en posgrados y educación continuada.

La crisis financiera de las universidades públicas en el corto plazo se solucionó con las transferencias adicionales prometidas por el presidente Duque, pero en el mediano y largo plazo si no asumen con seriedad, transparencia y creatividad su autonomía administrativa y financiera volverán a presentar déficits en funcionamiento e inversión. La gestión de la Universidad Militar debería ser un caso de estudio para las otras 31 universidades públicas que conforman el SUE.

JUAN CARLOS HOLGUÍN

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.