El derecho y el deber de elegir a nuestros gobernadores y alcaldes

El derecho y el deber de elegir a nuestros gobernadores y alcaldes

La manera más efectiva de apoyar nuestra democracia es ejerciendo ese deber y derecho al voto.

07 de octubre 2019 , 07:00 p.m.

La democracia como forma de gobierno en la que los ciudadanos tenemos el derecho y el deber de elegir a nuestros gobernantes es un sistema imperfecto. Sin embargo, cuando la comparamos con las alternativas en las que las decisiones son tomadas por unos pocos, como es el caso de las dictaduras (incluidas las que se disfrazan de democracias como es la situación desafortunada de nuestros vecinos venezolanos) o las monarquías absolutas, como las que reinaron en Europa o las que aún imperan en la mayoría de países productores de petróleo del Medio Oriente, nos permite valorar la fortuna que tenemos de haber nacido y vivir en un país democrático.

Es fácil caer en la apatía electoral y dejar de ejercer el derecho al voto. También es fácil olvidar que en diciembre de 1957 (hace solo 62 años), las mujeres colombianas tuvieron por primera vez la oportunidad de votar. La mayoría de nuestras abuelas solo pudieron votar por primera vez cuando ya tenían más de 30 años. Es fácil olvidar que en 1988 (hace solo 31 años), los colombianos pudimos elegir por primera vez a nuestros alcaldes y en 1991 (hace solo 28 años) pudimos votar por gobernadores. Antes de esas fechas, los mandatarios locales y departamentales eran escogidos y removidos directamente por el Presidente de la República (para aquellos que piensan que todo tiempo pasado fue mejor, este es un ejemplo de que el pasado no solo fue peor, sino desastroso). Aunque el presidente era quien escogía a los alcaldes y gobernadores directamente, en la práctica eran los recomendados políticos de los partidos Conservador y Liberal o hijos de familias adineradas que habían financiado la campaña del presidente de turno.

Si el voto es por un candidato de derecha, de izquierda, de centro o en blanco, no es tan importante como el hecho de votar

Si ese sistema aún existiera hoy, las posibilidades de candidatos que van liderando las encuestas como Claudia López y Galán (en Bogotá), Daniel Quintero (en Medellín) o Jorge Iván Ospina (en Cali) de ser nombrados alcaldes serían prácticamente nulas. Afortunadamente, tenemos una democracia participativa en la que somos los ciudadanos, sin importar el nivel de ingreso, grado de educación, situación laboral, creencia religiosa, etcétera, los que escogeremos nuestros próximos gobernantes locales.

La manera más simple y efectiva de apoyar nuestra democracia es ejerciendo ese deber y derecho al voto. Si el voto es por un candidato de derecha, de izquierda, de centro o en blanco, no es tan importante como el hecho de votar. Ya a la hora de escoger un candidato cada uno tiene diferentes métodos para hacerlo. En mi caso, antes de revisar los programas o propuestas de gobierno u otros factores (como en el evento de una segunda vuelta en las elecciones presidenciales en las que una alternativa es tan peligrosa para la existencia de la democracia que no hay mucho lugar para pensar y simplemente la otra opción se convierte en la práctica en la única), evalúo tres criterios: independencia, coherencia y preparación/experiencia.

La independencia no necesariamente significa no contar con el apoyo de un partido o movimiento político, pero sí implica que al final del día el candidato (y futuro gobernante) solo les deba rendir cuentas a los ciudadanos que lo eligieron y no a un expresidente, senador o al anterior alcalde o gobernador. La coherencia, en teoría, debería ser el criterio más fácil de aplicar, pues simplemente las acciones del pasado deberían coincidir con las propuestas del presente, pero, desafortunadamente, es el aspecto en el que la mayoría de candidatos se rajan. Existen casos de aspirantes que han defendido una idea durante años o décadas y en plena campaña la cambian con tal de recibir un apoyo determinado. Finalmente, en el tema de la preparación/experiencia, personalmente le doy bastante importancia a una educación que incluya alguna experiencia académica en el exterior y dominio del inglés (vivimos en un mundo globalizado) y a una mezcla de experiencias labores en el sector público y el privado/internacional.

Aplicando solo esos criterios en Bogotá, votaría por Galán. Tanto él como Claudia López cuentan con una preparación y experiencias de primer nivel, pero Galán ha demostrado durante la campaña (y en general en su trayectoria política) su independencia y coherencia al no dejarse manipular por grupos políticos (que lo han atacado personalmente por meses), que ahora tratan de forzarlo a aceptar un acuerdo, al que Galán simplemente ha dicho “no”. En Medellín, en mi opinión, el candidato mejor preparado es Daniel Quintero, además es el que ha demostrado mayor independencia durante la campaña. Y en Cali, la mejor opción es Alejandro Eder, no solamente por su preparación académica y experiencia, sino también por la independencia y coherencia que ha mostrado. Desafortunadamente, Eder aparece de tercero en las encuestas detrás de un candidato del que poco se conoce su formación académica y de un exalcalde (Jorge Iván Ospina) que es el candidato del partido Verde, pero que cuenta con el apoyo de diferentes partidos y movimientos políticos ‘tradicionales’ que no comparten ningún tipo de ideología entre sí, en otras palabras, una unión electoral que carece de toda coherencia e independencia política.

En todo caso, la invitación es a votar, a ejercer ese derecho y deber con nuestra democracia.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.