Temas varios y a las volandas

Temas varios y a las volandas

Se fue Alfredo Molano. Pero no todo es dolor. Siento satisfacción por el triunfo de Claudia López.

05 de noviembre 2019 , 08:55 p.m.

Me excuso con los lectores por andar a las volandas escribiendo esta columna por carretera en un eficaz portátil, pero es preferible a pasar en blanco. Trataré unos temas que tengo en mi agenda, así sea de rapidez y de manera superficial, cuando algunos de ellos demandarían profundidad.

Sea el primero la muerte de ese gran luchador y escritor y periodista y sociólogo Alfredo Molano Bravo, sobre quien se despachó en estas mismas páginas el día de ayer mi querido compañero y colega Eduardo Escobar, en artículo muy bellamente escrito donde le reconoce algunas virtudes al viejo amigo, pero en el que también considera adulación las flores y elogios que se le han tributado, peor aún, traición a su memoria el omitirle las sombras. Que él supone serían sus posiciones de izquierda. Igualmente me parece injusto definirlo como “la figura acabada del pequeño burgués de la izquierda exquisita, heredero de las revueltas estudiantiles de los años sesenta, del autoritarismo radical, ya retro, para quien todos los pobres son buenos y los empresarios, los soldados, los policías y los banqueros, los enemigos del género humano”. Creo que hace una reducción a lo mínimo toda una entrega vital a recorrer el país a pie y a caballo, buscando en cada villorrio los vestigios de la explotación y de la violencia contra el humilde. Y, para ir más allá, lo remata con el siguiente apunte: “Murió pensando que ‘Tirofijo’ era mejor hombre que Carlos Castaño. Un intelectual no debe ser incondicional de ningún mito”. Pero Eduardo, un intelectual tú eres, y con todo el derecho que te dan la edad y el conocimiento, has tomado desde hace años, para pasmo de tus más cercanos amigos, a uno de los personajes más nefastos de la historia de Colombia como lo es Álvaro Uribe, como tu ídolo. No sé cómo estarás pensando después de las últimas elecciones, cuando todos los fieles del mesías comienzan a desmontar sus toldas.

Es también de celebrar el rotundo premio Art Nomura en su primera edición, entregado por los japoneses a Doris Salcedo

Otra muerte que me funde las bombillas del alma es la del ‘Negro’ Billy, el cantante operático de nuestra generación nadaísta, quien nunca dio a conocer su apellido, víctima del repudio y de la segregación que no lo dejaron salir adelante, pero quien en sus últimos años tuvo el apoyo generoso del escritor y gestor cultural Samuel Vásquez.

Pero no todo es dolor. Siento una inmensa satisfacción por el triunfo electoral de Claudia López, que bastante sobrada de votos logró la Alcaldía de Bogotá, dispuesta, según anuncia, a enfrentar con todo su fuego y su enjundia la corrupción. Lo mismo me congracio con el triunfo en Cali de Jorge Iván Ospina, para la alcaldía repitente, quien también ha enarbolado el ideario anticorrupción.

Es también de celebrar el rotundo premio Art Nomura en su primera edición, entregado por los japoneses a Doris Salcedo, por “el trabajo formalmente inventivo creado por la artista en los últimos veinticinco años”. Son un millón de dólares, para ser empleados en sus futuros proyectos sin las afugias propias de los artistas, en su caso personal aplicados a la proyección de unas obras de altísima calidad y contenido y a la denuncia de los enemigos de la dignidad de la vida.

Y por último me refiero a la edición de Anfiteatro, consolación de la pornografía, novela deslumbrante de Sandro Romero Rey, no solo discípulo, sino continuador de la obra de Andrés Caicedo, aparente homenaje al pornógrafo caleño Hernán Hoyos, quien llenó nuestra adolescencia de sueños manuales, pero en el fondo es una continuación a su modo de Que viva la música. No es que el discípulo haya superado al maestro, sino que el maestro se ha superado a sí mismo a través del discípulo permanente e impertinente. Tiempo habrá para hablar ampliamente de esta obra que debe leerse de inmediato porque es un festín para quienes saben de libros y para quienes comienzan a internarse en ellos.

Y el próximo viernes, en Villa de Leyva, a la par con el inicio del Festival Internacional de Cine, haré la presentación, en el claustro de San Francisco, de la exposición de la artista colomboalemana Marlene Troll, en homenaje a los 250 años del nacimiento de Alejando Humboldt.

jotamarionada@hotmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.