Ferias del libro

Ferias del libro

Se están celebrando ferias del libro no solo en ciudades principales, sino en pueblos pequeños.

08 de octubre 2019 , 07:00 p.m.

El libro es el pan del espíritu. El que no lo alimenta mantiene el espíritu flaco, a punto de morir por inanición. El que no tiene un libro en casa puede llegar a ser astuto, pero no va a saber del mundo más de lo que ve a la redonda. Y no todo lo que se ve es lo que existe. Desde los primeros libros que leí, a los ocho, que creo recordar fueron la Imitación de Cristo, de Kempis, y Flor de fango, de Vargas Vila, se entabló en mi conciencia la disyuntiva de la virtud y la concupiscencia, en la que se turnan por puntear la una y la otra.

En Colombia, desde 1988, se implementó la Feria Internacional del Libro, y hoy parece que es la más importante en Latinoamérica después de la de Guadalajara y Baires. En su vigésima edición, Bogotá fue catalogada por la Unesco Capital Mundial del Libro. Gracias sean dadas al esfuerzo del intelectual y poeta Jorge Valencia Jaramillo.

A pesar de los vaticinios acerca de la desaparición de libro de papel, el mundo se mantiene de fiestas con él. Las ferias más importantes se celebran en Fráncfort, Guadalajara, Tokio, Londres, El Cairo, Buenos Aires, Bolonia, Nueva Delhi, Sala del Libro de París, Bookexpo América.

A propósito de la presunta decadencia del libro, recuerdo que hace un par de años, estando de visita en Bogotá Jesús García Sánchez, el legendario Chus Visor, fundador de esa editorial y colección de poesía, le preguntaron si era verdad que la poesía no se vende. Ante lo cual soltó una carcajada y contestó que cómo le preguntaban eso a él, que estaba cumpliendo 50 años de editar libros de poesía que circulan por todo el mundo de habla española y que, a la sazón, había ampliamente superado los mil títulos con 78 más.

A pesar de los vaticinios acerca de la desaparición de libro de papel, el mundo se mantiene de fiestas con él

En Colombia, el libro se ha alebrestado y se están celebrando ferias del libro no solo en ciudades principales, sino en pueblos relativamente pequeños, en todos ellos con una inusitada alegría. Y a esto se agrega la celebración de encuentros internacionales de poesía. He tenido el gusto de participar, en un solo mes, invitado a tratar el tema de mi sempiterno nadaísmo y a desembuchar los poemas de siempre, en los siguientes lugares:

A partir del 3 de septiembre en Calarcá, en el XII Encuentro Nacional de Escritores Luis Vidales, con tres invitados internacionales y 18 nacionales. Se cubrió, además, Armenia, La Tebaida, Salento, Génova y Pijao, en plazas públicas y centros educativos. La dirección corrió a cargo de Élison Doneis Veloza, fielmente secundado, entro otros, por Jesica Rivero y Paola Andrea Rodríguez. En virtud del éxito alcanzado, las autoridades departamentales reiteraron el aval para seguir engrandeciendo el evento en memoria del alto poeta y patriarca.

El 13 asistí en Medellín a la Fiesta del Libro, invitado por Otraparte y la editorial Eafit, a presentar en ese evento maravilloso, coordinado por la directora de la Biblioteca Piloto, Shirley Zuluaga. Estupenda estuvo la organización y espléndido el público.

Del 20 al 22 se realizó en Villa de Leyva el Festival Internacional de Historia. Conversaciones históricas, con el bicentenario como protagonista, sobre política, arte, tecnología, medio ambiente, libros, moda, medicina, magia, religiones. Con su presidente, Carlos Alberto Moreno Neira, me correspondió adelantar un conversatorio sobre la ‘Historia del nadaísmo’, desde sus orígenes hace 61 años hasta nuestros días.

A partir del 26, en la cada día más hermosa isla de San Andrés, se realizó la Feria Insular del Libro, con invitados del país y de afuera, entre ellos la nadaísta Dina Merlini, residente en la isla, quien a los 80 años lanzó su primer libro. María Matilde Rodríguez, directora de Mamarroja Company, entidad que organiza la feria, hizo una fiesta inolvidable con el libro y la palabra. Fue secundada a cabalidad por Carlos Polo, Heidi y Ethel.

A partir de próximo domingo estaré en Cali, en La Feria Internacional del Libro. En ella fui jurado del Concurso de Poesía, que terminó ganándolo la joven poeta Alejandra Lerma. Aleluya.

jotamarionada@hotmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.