Secciones
Síguenos en:
Reactivación económica para Manizales

Reactivación económica para Manizales

El pacto por la reactivación y el crecimiento propuesto por el alcalde es una apuesta de ciudad.

03 de mayo 2021 , 12:06 a. m.

Todas las ciudades de Colombia han sufrido las consecuencias de una pandemia que al momento de escribir esta columna ha dejado en Colombia 71.351 víctimas mortales y 2’774.464 personas infectadas. Aunque, según las estadísticas que lleva el Ministerio de Salud, 2’588.204 personas contagiadas se han recuperado, las grandes ciudades han enfrentado durante estos trece meses que el covid-19 lleva haciendo presencia en el país situaciones que nunca antes sus autoridades habían tenido que enfrentar. Ante esta coyuntura, los mandatarios han tenido que ingeniárselas para que sus ciudades no colapsen en atención en salud y, mucho menos, en materia económica. Buscar, con el apoyo del Gobierno Nacional, la reactivación de la economía es prioritario para los alcaldes.

Esto es lo que se propone el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, con el pacto por la reactivación y el crecimiento, que busca inyectarle en tres años 713.000 millones de pesos a la economía a través de inversiones en obras públicas. A estudio del Concejo Municipal puso cuatro proyectos de acuerdo que tienen este propósito. Entre ellos está la implementación del catastro multipropósito, que no es otra cosa que la actualización de las fichas catastrales para que la gente pague lo que es debido por sus propiedades. Esta iniciativa, que le puede generar al municipio ingresos adicionales por cerca de $ 20.000 millones al año, es justa. En Manizales existen apartamentos de 300 millones de pesos que sola pagan cien mil pesos al año por impuesto predial. Y edificios que pagan como si fueran lotes.

Uno de los proyectos de acuerdo que fue aprobado por el Concejo de Manizales es la autorización de un endeudamiento por 125.000 millones de pesos para financiar obras públicas. Entre estas está la tercera línea del cable aéreo que, a un costo de 151.000 millones, busca mejorar la movilidad sostenible. Tendrá una longitud de 2.400 metros y 60 góndolas que transportarán 1.500 pasajeros por hora. Irá de Los Cámbulos hasta el sector de El Cable, con cuatro estaciones. Por su parte, la planta de tratamiento de aguas residuales, que tiene un costo de 146.000 millones de pesos y es indispensable para descontaminar el río Chinchiná, se financiará con un aporte del Gobierno Nacional por 69.000 millones; Aguas de Manizales, 44.723 millones; el municipio, 16.500 millones; y Corpocaldas, 6.700 millones.

En el pacto por la reactivación se incluyó el intercambiador vial en la glorieta de la avenida Kevin Ángel, en la salida a Neira. Allí se construirán unos puentes que mejorarán la entrada a la ciudad desde los municipios del norte del departamento, en un sector donde se forman colas hasta de una hora para tomar la avenida. Esta obra la necesita la ciudad no solo porque embellece un sector que merece mejor atención de las autoridades, sino porque complementa el puente que se construyó en el sector de la Universidad Autónoma. Además, el proyecto de ciudad universitaria conectará las instituciones educativas del sector, privilegiando al peatón y al ciclista y, sobre todo, a la comunidad universitaria. Afortunadamente, esto lo entendieron los concejales de Manizales, que aprobaron el endeudamiento.

Planear el desarrollo de una ciudad conlleva un proceso de intercambio de ideas entre los diferentes actores que confluyen en el territorio. En este caso, la alcaldía de Manizales estructuró el pacto por la reactivación invitando a los representantes de las fuerzas vivas de la ciudad a que hicieran aportes para mejorarlo. La academia, el empresariado, los gremios, las entidades públicas y la gobernación de Caldas respondieron al llamado. Cada quien, desde su perspectiva, hizo aportes sobre cómo visualizan la ciudad, coincidiendo en que las obras a ejecutarse generan empleo y contribuyen a la reactivación económica. El pacto no es un “proyecto sin sustentos válidos” ni fruto de la manipulación del alcalde sobre los representantes de las fuerzas vivas. Es un compromiso para construir ciudad.

El Gobierno Nacional ha hecho esfuerzos para que el aparato productivo del país no se detenga. Asumiendo, durante los momentos más críticos de la pandemia, el 40 % de la nómina de las empresas contuvo un poco el desempleo que podría causar su cierre. Sin embargo, el cierre de establecimientos comerciales ha dejado sin trabajo a millones de colombianos. Manizales no ha sido ajena a estas circunstancias. El pacto por la reactivación y el crecimiento propuesto por el alcalde Carlos Mario Marín es una apuesta de ciudad. A través de exoneraciones tributarias y descuentos en pagos de los impuestos municipales busca generar empleo y, además, ayudar a los empresarios de la ciudad en momento de crisis como el que vive Colombia por la contracción de su economía debido a la pandemia.

JOSÉ MIGUEL ALZATE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.