Por ahí no es, Claudia

Por ahí no es, Claudia

Claudia López no ha sido frentera, sino camorrera, que es distinto.

21 de septiembre 2020 , 10:13 p. m.

No es un problema de decibeles, ni de tendencias políticas ni de cohabitación. Se trata de lealtad en el debate, de pragmatismo en la toma de decisiones y de conciencia de país, en momentos de crisis, por encima de las diferencias. Tanto El Espectador como EL TIEMPO y la revista Semana coincidieron en pedirles unión al presidente Iván Duque y a la alcaldesa Claudia López, y aciertan en su llamado, pero omitieron contar con que para pelear se necesitan dos y que, en este caso, tal parece que solo una quiere plantear las cosas en clave de confrontación todo el tiempo; suponiendo la mala fe del otro y actuando más como líder de la oposición que como gobernante en ejercicio.

La alcaldesa, que es sobre todo una tecnócrata hecha a pulso, por supuesto desprecia a Duque y a quienes lo rodean en temas de Bogotá porque les parecen, todos, unos niños acomodados que no entienden como ella al pueblo, y sobre esa base prejuiciosa desarrolla su relación con el Gobierno Nacional.

Claudia López no ha sido frentera; ha sido camorrera, que es distinto, y también tremendamente injusta. He hablado con varios de los asistentes a las reuniones que han sostenido en la Casa de Nariño ambos líderes políticos, y la mayoría coincide en que uno es el tono sincero pero fraterno que se usa en esos encuentros y otro, muy distinto, el que la alcaldesa emplea cuando sale de allí y graba sus videos de medianoche para las redes sociales o cuenta, a su acomodo, las conclusiones de esas reuniones. Duque, por su parte, no se ha dejado picar la lengua nunca en relación con la mandataria local.

Cuando los medios le preguntan por su relación con ella, o aun cuando le plantean temas como el de “la silla vacía” –en el que al equipo de López se le notó de todo, menos un talante de reconciliación–, el primer mandatario esquiva la reyerta y evita los epítetos contra la alcaldesa.

Uno es el tono cuando López le pide a Duque que le organice una comida con el embajador de la China para discutir temas sensibles del metro de Bogotá, y el primer mandatario accede con gusto, y otra, la forma rabiosa como se expresa del mismo Presidente en los trinos, como queriendo darle combustible a una galería que busca incendios; como desarrollando una fascinación por los titulares en los que se pone de tú a tú con el gobernante nacional.

Por ahí no es la cosa. Una pandemia, un ciclo de conflictividad social, una necesidad apremiante de un acuerdo sobre lo fundamental y un propósito común de reactivación económica y generación de empleo nunca podrán resolverse sobre la base de ese espíritu retaliatorio.

Se trata, insisto, de actuar con pragmatismo: de enfocarse en que los desembolsos por más de 2.400 millones de pesos del Fondo Nacional de Garantías en Bogotá puedan crecer con aportes conjuntos, o que los 300.000 hogares en la capital que reciben el ingreso solidario puedan encontrar, además del subsidio, empleos dignos para quienes integran esas familias, o simplemente se trata de reconocer que los 874 ventiladores con los que cuenta Bogotá no hubieran sido posibles sin el aporte decidido de la Nación.

Gustavo Petro ha sido un enemigo mucho más peligroso para la propia Claudia, pues en el momento más difícil de la pandemia, con algunos de sus afines, evitaba que llegaran los mercados del Distrito a las familias pobres. Sin embargo, Petro ha recibido de la alcaldesa menos descalificaciones que Duque.

Sería increíble que esta historia, por el bien del país, no tenga un desenlace positivo y que los egos pesen más que la conciencia nacional.

JOSÉ MANUEL ACEVEDO@JoseMAcevedo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.