Populismo por horas

Populismo por horas

Satanizar el trabajo por horas es también actuar con un criterio egoísta.

10 de febrero 2020 , 07:01 p.m.

Se pregunta el periodista Félix de Bedout en su cuenta de Twitter si “@IvanDuque, que luego de 4 años de trabajo y con 46 años cumplidos gozará de sueldo vitalicio de Presidente, ¿pondrá a miles de colombianos a cotizar por horas para su jubilación?”.
Dice Julio Roberto Gómez que “cuando los congresistas ganen por horas, hablamos”, refiriéndose a la propuesta del Gobierno de reglamentar un salario diferencial en cuanto tiene que ver con el horario de los empleados. Así mismo, asegura el congresista del Polo Democrático Wilson Arias que “ni cotizando por semanas los colombianos logran pensionarse... imagínense cotizando por horas”. Dicen y dicen, unos y otros, y al final nadie plantea un debate en términos serios, sino que recurren a la salida fácil de hacer, ellos sí, un verdadero populismo por horas.

¿Cuántos de los que critican un esquema laboral más flexible les han preguntado a los trabajadores qué es lo que realmente les serviría más? ¿Acaso no querría alguien que estudia emplearse por unas cuantas horas y recibir una contraprestación proporcional, pero, sobre todo, que su empleador cotizara a salud y pensión en relación con esas horas trabajadas?

¿Cuántos de los que opinan desde la lógica simplista han caído en cuenta de que nuestras normas laborales desde 1948 y luego en 1951, incluso en las reformas planteadas con posterioridad a 1991, plantean la posibilidad de que empleadores y empleados pacten un salario por debajo de las 48 horas semanales?

¿Cuántos entienden que la mitad de quienes trabajan hoy en el país son informales y que de los que reciben prestaciones sociales, en realidad solo un 20 por ciento terminan pensionándose? ¿No deberíamos hacerles más fácil la vida a todos ellos y garantizarles que, con un esquema flexible, puedan ir cotizando lo que ahora nadie les paga?

No creo que ninguno de los populacheros que se quedaron criticando unas declaraciones escuetas de la todavía ministra del Trabajo estén interesados en dar un debate serio, y en cambio quieren, con su visión reduccionista, conseguir algunos likes o, en el caso de los políticos, algunos cuantos votos, omitiendo datos que contribuyan a una discusión informada.

El salario por horas con prestaciones proporcionales funciona en los países más desarrollados del mundo y en los que, a la vez, tienen legislaciones laborales más proteccionistas y cumplen con estándares internacionales de buenas prácticas en esta materia.

Las cosas han cambiado en las últimas décadas. El teletrabajo y las misiones labores concretas han venido de la mano de los desarrollos tecnológicos y las nuevas plataformas empresariales. Seguir negándolo es negarles también a los trabajadores la posibilidad de adaptarse a esas dinámicas y condenarlos a no recibir nunca un rendimiento proporcional plenamente formalizado y una protección social mínima.

Pero, además, satanizar el trabajo por horas es también actuar con un criterio egoísta porque la puesta en marcha de una alternativa como esta permitiría que no solo una, sino varias personas pudieran emplearse en una misma empresa bajo esta modalidad.

Sin duda es más fácil hacer populismo por horas que pensar con seriedad en la propuesta del salario por horas. Si abordamos este asunto con seriedad, nos daremos cuenta de que puede tener repercusiones positivas en la generación de empleo con todas las de la ley y que permitiría a nuestros empleadores –la inmensa mayoría de ellos, micro y medianos empresarios– contar con un marco legal que facilitara este tipo de contrataciones por encima de la mesa.

Transparentar estas relaciones laborales que, en la práctica, hoy tienen lugar en nuestra sociedad pero que deberían contar con reglas claras de juego nos ayudaría mucho a todos. Esa es la verdad.

José Manuel Acevedo M.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.