Los ‘dueños’ de la protesta

Los ‘dueños’ de la protesta

La actitud de los gobernantes de oír y actuar, está contrastando con la intransigencia de unos pocos

02 de diciembre 2019 , 08:15 p.m.

Estos días de protesta, prolongados en el tiempo, han revelado que algunos autodenominados líderes de las movilizaciones solo intentan adueñarse de una representación exclusiva que no les corresponde. Como si las manifestaciones no hubieran reflejado la pluralidad de voces y la diversidad de intereses que están en juego. Como si el único diálogo que valiera fuera con ellos. Como si los colectivos que han aceptado el llamado del Gobierno para sentarse a conversar fueran organizaciones ‘de segunda’ y solo sirviera, para salir de la crisis, hablar con ‘los propios’; con ‘los capos’ del movimiento social.

Lo de Gustavo Petro es capítulo aparte. Delirante y soberbio, ha entrado en una fase de autodestrucción que da más pesar que preocupación. Como a los loquitos, es mejor dejarlo hablando solo. Lo de otros convocantes, sin embargo, refleja grados de mezquindad e intransigencia frente a los cuales las ciudadanías activas, que en buena hora despertaron, deberían estar atentas para evitar que desvirtúen su legítima protesta y los conviertan en idiotas útiles de intereses electoreros con miras al 2022 o como parapeto de pretensiones de corto alcance que solo buscan demostrar quién tiene la cacerola por el mango.

Hablan de un diálogo amplio, y apenas son llamados a entablar conversaciones en las que también quepan los empresarios y los gremios, salen a decir que exigen reuniones aparte. Dicen querer que todas las voces se oigan, y cuando se hacen convocatorias más amplias descalifican la apertura y, de nuevo, piden encuentros exclusivos atribuyéndose el único liderazgo válido y la única interlocución posible. Algunos han llegado al ridículo de descalificar el llamado del Ejecutivo a sentarse en la mesa, porque no les gusta el nombre de esos encuentros, “paz con legalidad” o “educación con equidad”, como si ese fuera argumento de peso para trancar un diálogo útil y necesario que en buen momento abrió el Gobierno de la mano de unos moderadores que, en su inmensa mayoría, no son ni uribistas ni duquistas y han prestado sus buenos oficios para acercar a las partes.

Lo peor es que nos han vendido la idea de que todo está fracasando y que estos diálogos no tendrán futuro, solo porque esos líderes más radicales no están yendo a la Casa de Nariño, o porque los que van se levantan de la mesa a la mitad de una reunión, como si los que se quedaran hasta el final fueran voceros espurios o activistas sin representatividad a quienes no vale la pena escuchar.

La verdad es que la actitud de los gobernantes –de los nacionales y de los locales, como la alcaldesa electa Claudia López– de oír, analizar y actuar está contrastando con la intransigencia de unos pocos que se proclaman ‘los auténticos’, ‘los originales’, los dueños del paro.

Si estos promotores más tercos no entienden que no solo el Gobierno debe flexibilizar sus posiciones, sino que también a ellos les corresponde ceder, más pronto que tarde van a perder las simpatías que generaron en el inicio de su movilización. Si, de otra parte, los jóvenes no conminan a sus líderes a conversar, sino que los dejan solos en sus posiciones más duras, también correrán el riesgo de que sus cánticos y consignas caigan en el vacío y la gente que no marcha se aburra de ellos y comience a fustigarlos.

Así como al comienzo de estas protestas era importante pedirle al Gobierno que oyera, ahora vale la pena decirles a los convocantes del paro que el turno es para ellos de flexibilizarse y dar pasos hacia adelante y no hacia el lado o, peor aún, hacia atrás.

@JoseMAcevedo

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.