La juez 30

Se convierte en estandarte cuando la Rama Judicial ha enfrentado probados escándalos de corrupción.

13 de octubre 2020 , 12:29 a. m.

Clara Ximena Salcedo es su nombre. Seguramente será la figura de moda de muchos uribistas o el blanco de ataque predilecto de algunos detractores del exmandatario. Yo prefiero verla como la reivindicación de los operadores judiciales que entre presiones políticas y económicas hacen lo que les corresponde: administrar justicia sin miramientos ni sesgos, dándole, además, a cada cual lo que le toca. Así obró durante la conducción de toda la audiencia la juez que puso libre al exsenador Álvaro Uribe. Y, aunque muchos dirán que no tiene mayor gracia cumplir con la labor que legal y constitucionalmente tiene, la juez 30 penal de control de garantías se convierte en un estandarte en momentos en que la Rama Judicial ha enfrentado distintos y probados escándalos de corrupción y parcialización.

Siendo muy joven, y muy nueva en su cargo, es además la demostración de que no siempre hacen falta canas sino juicio y aplicación para desarrollar una tarea indispensable en las sociedades democráticas y libres. Y es que, al tiempo que se discutía en el Congreso la ley de procedimiento penal 906 de 2004, impulsada, entre otros, por el abogado defensor de Uribe, Jaime Granados, Clara Ximena apenas comenzaba a estar segura de que el derecho sería su profesión. Cuando ella se graduaba de la universidad, Álvaro Uribe dejaba la Presidencia tras cumplir dos periodos. Mientras ella cursaba una especialización sin experiencia, Eduardo Montealegre y Jorge Perdomo fungían como sus grandes maestros en la misma cátedra. Lo que nunca se imaginó Clara Ximena fue que, años después, los tendría a todos juntos, rondándola y esperando una decisión de su parte.

Ante una situación inédita, la juez 30 encontró la manera de argumentar que debía ser la Sala Plena de la Corte Suprema la que decidiera si era competente o no para abordar el caso y puso a todos los magistrados de nuestro máximo tribunal de justicia ordinaria a pronunciarse, con los códigos en la mano, frente a esta situación, más allá de sus simpatías o no por Uribe.

Luego, cuando volvió a ella el expediente, también puso en su lugar a más de uno: al fiscal del caso le dijo que sus críticas a la Sala de Instrucción constituían un “desatino” frente a lo que se estaba debatiendo en esa diligencia específica. A Montealegre le llamó varias veces la atención por querer dilatar la audiencia y usar expresiones irrespetuosas. La verdad, la juez puso a prueba su paciencia con este personaje, pues no era fácil lidiar con el lamentable espectáculo de un exfiscal y exmagistrado que nunca supo perder y que, ahora en su ocaso, quedó patéticamente reducido a un ridículo meme de esos que circulan graciosamente en redes sociales.

Pero, volviendo a la juez, su sindéresis, su tono, su despliegue de conocimiento y la concreción en sus argumentos –difícil de encontrar por estos días en los farragosos funcionarios judiciales– la convierten, insisto, en un símbolo que no puede pasar inadvertido.

Y permite, además, una reflexión con enfoque de género. Nuestra justicia necesita más mujeres. Es increíble que en la Corte Suprema, de 23 magistrados, solo haya una mujer en la Sala Laboral, una en la Sala Penal y una más en la Sala Especial de Instrucción. Resulta inadmisible que, de 31 magistrados en el Consejo de Estado, solo haya 7 mujeres y que en la Corte Constitucional todavía estemos lejos de la paridad pues de 9 togados que la componen, solo hay 3 magistradas.

Así que, aunque la reyerta politiquera sea la que nos espera de aquí en adelante, consuela, y mucho, que existan Clara Ximenas en la justicia colombiana y que su ejemplo pueda irradiarse a otros jueces que apenas comienzan su carrera.

JOSÉ MANUEL ACEVEDO M.
En Twitter: @JoseMAcevedo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.