En fin, la hipocresía…

En fin, la hipocresía…

La "venganza genocida” del gobierno consiste en gestionar con la UE recursos para la reincorporación

13 de julio 2020 , 09:25 p.m.

¿Cuántos de los que salieron a tirarle piedra al exministro Juan Carlos Pinzón por haber dicho que en la Comisión de la Verdad había gente afín a grupos armados fustigaron de igual manera las expresiones del arzobispo de Cali, quien aseguró que el gobierno de Duque estaba emprendiendo una “venganza genocida” en Colombia? ¿Cuántos de los que calificaron de “lenguaje guerrerista” aquel usado por Pinzón tuvieron siquiera una expresión similar frente a lo dicho por el padre Darío de Jesús Monsalve, con unas pocas horas de diferencia?

Al contrario, vi a muchos en las redes sociales y en las radios diciendo que lo del cura fue una ligereza en el marco de una conversación privada y, en cambio, lo del exministro y exembajador fue un señalamiento irresponsable que pone en peligro la vida de los comisionados. “En fin, la hipocresía”, dirían los memes que circulan por estos días con esa frase.

Y es que para hipocresía y doble moral están los que, promoviendo la salida negociada del conflicto, equiparan las instituciones del Estado con los grupos que, dedicados al narcotráfico, dejan miles de muertos a su paso, esos sí, en actos genocidas que suprimen las vidas de comunidades y grupos étnicos en nuestro país.

No he encontrado, por más que busco, una sola descalificación tan contundente de monseñor Monsalve frente a la guerrilla del Eln como esta que lanzó contra el gobierno de Iván Duque. Ni cuando ese grupo criminal mató a monseñor Jesús Emilio Jaramillo en 1989, ni cuando en 1999 miembros del Eln se metieron en la iglesia de La María de Cali y se llevaron a los feligreses y religiosos que allí se encontraban.
Tampoco dijo mucho, monseñor Monsalve, cuando un 6 de abril de 2002 secuestraron a los sacerdotes Saulo Carreño y Luis Teodoro González en Arauca, entre otros crímenes del Eln contra miembros de la Iglesia católica.

No. El término ‘genocidas’ se lo reserva para los funcionarios del Gobierno. A los que han matado a más de 80 religiosos en las últimas décadas les dirá otra cosa, pero no asesinos, ni secuestradores ni genocidas, porque de lo que se trata es de señalar a las instituciones del Estado; de desprestigiarlas y restarles legitimidad, con enorme hipocresía, para que así los dueños de las rentas ilegales puedan seguir su marcha.

¡Qué importa lo que diga el derecho internacional sobre el término ‘genocida’! ¡Qué importa que lo que se diga sea exagerado e injusto! Ninguna expresión se queda corta cuando hay que mantener ese doble discurso que tienen algunos autoproclamados defensores de la paz, para los que solo puede haber reconciliación con quienes piensan igual. Todos los demás somos unos genocidas.

Lo que monseñor Monsalve no reconoce es que este gobierno se la ha jugado más por la implementación de los acuerdos que lo que sus mismas bases o los más radicales de sus electores hubieran tolerado. La venganza genocida del Gobierno consiste en gestionar con la Unión Europea recursos por más de 52.000 millones de pesos como los que llegaron al país para apoyar la reincorporación y permitir que más del 80 por ciento de los miembros de las Farc sigan adelante con proyectos productivos.

La venganza, de la que habla monseñor Monsalve, ha permitido en los últimos dos años que la Agencia de Tierras entregara más de 4.000 títulos a 4.061 familias de 17 departamentos convirtiéndolas en propietarias legales de sus predios, devolviéndoles lo que los violentos les habían arrebatado. ¿O es venganza genocida pedirle al Eln que, para sentarse a negociar la paz, comience por dejar en libertad a todos los secuestrados? En fin, la hipocresía…

José Manuel Acevedo M.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.