El de Peñalosa

El de Peñalosa

Ser ‘el de Peñalosa’ puede darles a los indecisos una razón para votar e inclinar la balanza.

09 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

No estoy muy seguro de que seguirle cascando a Enrique Peñalosa sea la clave para ganar en las elecciones de Bogotá. Por el contrario, la popularidad del actual alcalde ha venido creciendo, y sus proyectos bandera están siendo vistos con buenos ojos, a la luz de las últimas encuestas. En la medición hecha por Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y la revista Semana, Peñalosa pasó de 16,9 por ciento de favorabilidad en el mes de abril a 27,4 a finales de agosto. En la encuesta de Yanhaas para RCN y La República, frente a la pregunta de si cree que el próximo alcalde debería continuar con el metro de Peñalosa, el 61 por ciento respondió que sí. En donde más aceptación tiene esta iniciativa es en el estrato 1 con un 70 por ciento, seguido del estrato 4 (clase media) con un 63 por ciento de gente que dice estar de acuerdo con que se continúe con el metro elevado.

Es la historia de Peñalosa: pésimo candidato, buen alcalde; ‘metepatista’ profesional a la hora de dar declaraciones, pero eficiente a la hora de ejecutar obras. Y es que puede que Peñalosa no les guste a la mayoría de columnistas, que los periodistas radiales le den duro y que los de su estrato lo aborrezcan por querer ponerles un TransMilenio por la 7.ª unas cuadras abajo de sus residencias. La gente en otras localidades –la que vota–, sin embargo, suele tener una imagen distinta del alcalde y ahora más, cuando comienzan a ver los resultados al final de su periodo. Esos bogotanos valoran los 62 colegios que se están construyendo, los 13 jardines infantiles que se están entregando, las 150 canchas sintéticas iluminadas ubicadas en barrios pobres de la ciudad y los 1.440 parques ya intervenidos.

Así las cosas, si yo fuera candidato y creyera que el camino correcto es construir sobre lo construido y avanzar en las obras que deja el alcalde saliente, dejaría de disimular mi cercanía con esta administración, daría un golpe de opinión y diría de frente que, a diferencia de todos los demás, yo soy ‘el de Peñalosa’. Como van las cosas, el actual mandatario puede terminar en diciembre con un 40 por ciento de apoyo, y en la capital suelen elegirse alcaldes con un 30 por ciento de los votos totales. En ese sentido, ser ‘el de Peñalosa’ puede asegurarle una buena base para ganar al aspirante que se asocie directamente con la actual administración.

¿Alguno que se le mida a ser, sin matices ni máscaras de lo políticamente correcto, el candidato que ofrezca la continuidad de las obras de Peñalosa?

Aunque Miguel Uribe y Carlos Fernando Galán reconocen en Peñalosa buenas iniciativas, lo apoyaron para llegar al Palacio Liévano hace cuatro años e incluso Uribe fue su secretario de Gobierno, ninguno ha reivindicado sin rodeos el discurso del continuismo por miedo al lugar común que se ha tendido sobre la impopularidad del alcalde.

No debería darles pena decir abiertamente que van a terminar la avenida Guayacanes o concretarán la Aló sur, que respaldan las medidas que se han tomado para salvar Capital Salud –que fue recibida con pérdidas de más de 600.000 millones en 2015 y en 2018 obtuvo utilidades por 107.000 millones– y que se sienten orgullosos de lo que hizo la Secretaría de la Mujer en Bogotá al evitar que 4.700 niñas adolescentes quedaran embarazadas antes de los 18 años.

Tal vez, justamente ese sea el elemento diferenciador entre Galán y Uribe: el que ‘se moje’ vs. el que prefiera pasar de agache creyendo que así va a sumar. Aunque hace unos meses pareciera un suicidio político, hoy, ser ‘el de Peñalosa’ puede darles a los indecisos –que todavía son muchos– una razón para votar e inclinar la balanza de una elección que era previsible pero que puede terminar en un resultado sorpresa. ¿Alguno que se le mida a ser, sin matices ni máscaras de lo políticamente correcto, el candidato que ofrezca la continuidad de las obras de Peñalosa?

@JoseMAcevedo

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.