Secciones
Síguenos en:
Contra la ‘fracasomanía’

Contra la ‘fracasomanía’

Colombia cerrará un año desafiante con buenos indicadores. ¿Por qué nos cuesta tanto verlo?

22 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

Está bien que no nos conformemos con poco. Está bien que no escondamos debajo del tapete los problemas que tenemos y que debemos ventilar sin esquivar las conversaciones difíciles. Está bien que hablemos de cambios necesarios y urgentes en nuestras instituciones. Pero lo que no podemos hacer es caer en el peligroso juego de creer que todo va mal, cuando la evidencia dice lo contrario. Este año, que fue tan desafiante para las familias colombianas, terminará con indicadores sociales y económicos que marcan el inicio, a buen paso, de una senda de recuperación en todos los campos. A muchos les cuesta verlo porque tenemos una tradición pesimista y una ‘fracasomanía’ instalada en el alma que nos impide, con frecuencia, reconocer que el vaso está medio lleno. A otros simplemente les conviene vender el discurso del “final de los tiempos” para meter miedo; para hacernos saltar al vacío; para pretenderse salvadores en medio de la hecatombe.

(También le puede interesar: Láncense… pero al Congreso)

Si uno le pregunta a la gente cómo va el país, en abstracto, más del 80 por ciento, en distintas mediciones, responde que va mal. Si uno reformula esa pregunta e interroga "cómo les está yendo a usted y a su familia", las respuestas cambian de una manera significativa y el optimismo aumenta radicalmente. Aunque no resulte fácil la asociación, eso que llamamos "el país" y "el Estado" somos en realidad todos nosotros y nuestras realidades más específicas, y aunque muchos la sigan pasando mal, de peores hemos salido y este es el momento de reconocer lo bueno que nos está ocurriendo.

La economía crecerá como nunca en el último siglo. Se han recuperado más de 5 millones de puestos de trabajo y las ayudas sociales están llegando a 10 millones de hogares, lo que permite mitigar con hechos concretos la impactante cifra de 21 millones de colombianos que viven en la pobreza.

Aunque muchos la sigan pasando mal, de peores hemos salido y este es el momento de reconocer lo bueno que nos está ocurriendo.

Aunque los jóvenes y las mujeres siguen llevando la peor parte en materia de oportunidades laborales (entre la juventud, el desempleo es superior al 21,5 por ciento y en las mujeres jóvenes la cifra corresponde al 28,3 por ciento, comparada con el 12,3 de la población en general), se han creado incentivos interesantes para revertir esta situación. 627.000 estudiantes de estratos 1, 2 y 3 contaron con cobertura del 100 por ciento del pago de su matrícula para el segundo semestre de este año, y por primera vez en la historia los jóvenes tendrán cabida real en la democracia con unas elecciones de consejos de la juventud para las que se han inscrito más de 41.000 candidatos en listas cerradas, paritarias e incluyentes que dan ejemplo al resto de la política colombiana.

Las voces catastrofistas que pregonaban que en 2021 no habría vacunas en el país se quedaron viendo un chispero y hoy, más del 46 por ciento de la población ha recibido su esquema de vacunación completo y el 67 por ciento ha recibido por lo menos la primera dosis. El sistema de salud, tan criticado, respondió bien a los peores momentos de desafío de la pandemia, comparado con el de otros países como Ecuador, Brasil y Perú, que enfrentaron situaciones hospitalarias realmente angustiantes.

Sí. El 2021 nos quitó muchas vidas y nos puso a vivir situaciones que nos llevaron al límite en las calles del país. Fue el año en el que vimos cerrar cientos de negocios, pero también fue el año en el que creció la fe en el sector productivo, según muestran las encuestas. Nos dimos cuenta de que eso de la 'resiliencia' y la 'reinvención' no son simples clichés que hacen parte de discursos motivacionales, sino conceptos poderosos que en Colombia sabemos llevar a la práctica de manera admirable.
No vamos mal. No somos una nación fallida. ¿Por qué nos cuesta tanto reconocerlo?

JOSÉ MANUEL ACEVEDO

(Lea todas las columnas de José Manuel Acevedo en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.