Los retos de la nueva emergencia económica

Los retos de la nueva emergencia económica

La cuarentena, aunque esencial, tiene costos importantes, tanto económicos como sociales.

10 de mayo 2020 , 01:03 a.m.

La encuesta de hogares de marzo cayó como un enorme balde de agua fría. La pérdida de 1,6 millones de puestos de trabajo en relación con el año pasado es más importante que el aumento de la tasa de desempleo al 12,6 %. La mayoría de las personas que perdieron sus puestos simplemente dejaron de buscar trabajo. Esto aconteció, además, en un mes en el cual la cuarentena apenas había comenzado.

Hay otros datos alarmantes. Un proyecto de tres importantes universidades internacionales (Oxford, Princeton y Yale) sobre pequeñas y medianas empresas indica que el 71 % de ellas han despedido trabajadores en Colombia durante las primeras semanas de la cuarentena.

Los análisis de Fedesarrollo muestran, por último, que una cuarentena generalizada afecta a 3 de 5 trabajadores, de los cuales solo 1 de 3 puede trabajar virtualmente. Más aún, el grueso de los más afectados, incluso con la cuarentena selectiva (los “no prioritarios y no adaptables”) son trabajadores informales o independientes, que quedan totalmente sin ingreso.

Una de las conclusiones más importantes es que la cuarentena, aunque esencial desde el punto de vista de salud pública, tiene costos importantes, tanto económicos como sociales. Los primeros son los que se van a reflejar en una caída del PIB que será de por lo menos el 3 % y quizás 5 % en 2020, y mucho más en el segundo trimestre. Los costos sociales, que son más importantes, son la disminución del empleo y la falta de ingresos de los trabajadores informales e independientes que tienen que quedarse confinados.

De ahí que sea conveniente el paso a una cuarentena selectiva, aunque con las obvias precauciones: muchas más pruebas diagnósticas de las que se están haciendo y estándares altos de protección en el trabajo y en los sistemas de transporte. Pero también por este motivo son esenciales los subsidios al empleo que anunció el Gobierno al lanzar su segunda emergencia, así como el reforzamiento de los programas de apoyo a los ingresos de hogares pobres y vulnerables.

Estas medidas merecen, sin embargo, ajustes importantes, de tres tipos. El primero es concentrar los subsidios al empleo en trabajadores de menores ingresos (digamos hasta dos salarios mínimos) y en empresas medianas y pequeñas (menos de 50 e, incluso, de 20 trabajadores). Eso permitiría aumentar el subsidio más allá del 40 % de un salario mínimo para las empresas pequeñas. El apoyo a las empresas grandes se debe seguir dando a través del crédito, un mecanismo que claramente no ha funcionado para las pequeñas.

La segunda es pensar en forma más integral cómo se combinan los subsidios al empleo y a los hogares. Una forma de hacerlo es tener un apoyo de medio salario mínimo para 8 millones de familias pobres o vulnerables, combinado con un 75 % de un salario mínimo para trabajadores en empresas más pequeñas, pero decretando que quienes trabajan en estas empresas no tendrán el apoyo de ingreso a las familias.

La tercera es pensar, también en forma integral, cómo combinar los distintos beneficios que se conceden a los hogares, ya que hoy algunos hogares pueden recibir varios de ellos. Lo mejor es decretar un ingreso básico que consolide los existentes, incluyendo el nuevo ingreso solidario.

Por último, es esencial que el Gobierno informe claramente a la opinión pública cómo se han asignado los recursos de la emergencia ($ 28,8 billones, según el ministro de Hacienda). Además, informar cuántos son realmente adicionales, es decir, los que no estaban ya incluidos en el presupuesto nacional. En todo caso, lo que indican los datos existentes es que el apoyo adicional a las familias durante la primera emergencia económica fue de $ 1,3 billones, es decir, menos del 5 % de los recursos de la emergencia, una suma realmente muy pequeña.

JOSÉ ANTONIO OCAMPO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.