El pase de Rueda mueve la estantería

El pase de Rueda mueve la estantería

Que un DT se pase de un equipo a otro en medio de la eliminatoria es completamente inusual.

24 de enero 2021 , 11:18 p. m.

En momentos de definición de Libertadores, sin actividad de selecciones por el largo receso, fue un movimiento poco perceptible a nivel global: Reinaldo Rueda dejó la Selección de Chile para ser presentado el martes último como nuevo DT de Colombia, que se desprendió del portugués Carlos Queiroz. Que un DT se pase de un equipo a otro en medio de la eliminatoria, sobre todo a un rival directo, es completamente inusual. En especial cuando se trata de un profesional valiosísimo como Rueda, hombre de amplia formación, experto en selecciones y muy apreciado por los futbolistas en todos sus equipos por seriedad y manejo claro.

Por si alguien abriga la idea de una falta de ética en la Federación Colombiana al ir por el entrenador de una entidad colega o del mismo Rueda por abandonar a la Roja, Danilo Díaz la desestima rotundamente: “Chile se lo ofreció a Colombia, Rueda no se quería ir. El propio Pablo Milad, presidente de la asociación, llamó a su par de Colombia, Ramón Jesurún, para pedirle que hablen con Rueda. Se lo sacaron de encima, por eso mismo se cree que no hubo resarcimiento de parte de Rueda por rescindir su contrato. Un disparate, Rueda estaba haciendo un buen trabajo y los jugadores lo querían, al punto de que todos lo llamaron para despedirse. Ellos estaban asombrados de que lo dejaran ir”. Danilo es, tal vez, el periodista mejor informado del fútbol chileno.

Quizás el más efusivo fue Arturo Vidal; en su cuenta de Instagram publicó: “Es una pena muy grande esta noticia de que no seguirá trabajando junto a nosotros en este camino al Mundial. Se entiende y se respeta, principalmente por la responsabilidad de gente que hace daño al fútbol, como muchos de la prensa mediocre y algunos dirigentes que no entienden nada de nuestra actividad… Lo quiero mucho, le agradezco infinitamente y le deseo lo mejor a usted y a su cuerpo técnico en el camino que tomen, gracias por todo este tiempo juntos, por ayudarnos, todo lo que hagamos de acá en adelante también será por y para ustedes… Siempre fue un caballero con nosotros, un hombre valiente que tomó el desafío de acompañarnos en un momento difícil y nos ayudó a encontrar las fuerzas para seguir luchando por nuestra querida selección... GRACIAS PROFE. Le deseo lo mejor y nos vemos en Qatar 2022!!!".

¿Cómo recibió el público y la prensa de Chile la salida del colombiano…? “Un sector del periodismo la esperaba, otros creemos que debía seguir –señala Danilo Díaz–. Hizo el trabajo más difícil, lograr el recambio sin muchos elementos. Consolidó a Erick Pulgar como centrocampista y hoy es un valor fundamental; le dio a la Selección una defensa nueva que anduvo bien. El que llegue no va a encontrar tierra arrasada. Renovó el equipo. El problema de Chile sigue siendo el de antes: su falta de gol. No aparecen valores en ataque”. Cualquier análisis diría que fue una torpeza dejarlo ir, o, peor, empujarlo hacia la salida.

¿Quién llega…? Sonó insistentemente el nombre del técnico vasco Beñat San José, quien dirigió en Chile a Deportes Antofagasta y a Universidad Católica, y en Bolivia al Bolívar (fue campeón con los dos últimos). Pero San José, hoy en Bélgica, desmintió completamente cualquier sondeo, y en las últimas horas cobró cuerpo la idea del argentino Hernán Crespo, flamante ganador de la Copa Sudamericana con Defensa y Justicia. “No me extrañaría que fuera así. Eso hablaría de la desorientación de los directivos, son dos estilos opuestos. San José trabaja mucho en defensa; Crespo, en ofensiva”, cierra Danilo, autor de varios libros, entre ellos '80 años del fútbol chileno' y 'Alexis. El camino de un crack'. Chile está sexto con 4 puntos, a dos del quinto, Uruguay. Llegue quien llegue, es dudoso que logre una reacción impactante a medio camino del objetivo y a solo 59 días de reanudarse la competición. Al menos en lo inmediato, y más si va Crespo, que no conoce el medio chileno.

¿Y qué hay de la otra vereda…? Colombia está séptima con los mismos puntos que Chile, aunque con un preocupante saldo de goles negativo de -5, producto de la implacable goleada de Ecuador por 6 a 1 que destituyó a Queiroz. Si existe un mínimo de lógica en el fútbol, Rueda debería mejorar a Colombia. Su porcentaje histórico de eficacia en las cuatro selecciones que dirigió (Colombia, Honduras, Ecuador y Chile) es del 52 por ciento, en tanto la selección tricolor tiene hoy un 33,33 por ciento. Solo por ese detalle debiera esperarse una levantada, el caleño siempre ha peleado puestos altos. Recordar que llevó al Mundial a Honduras y Ecuador y se le escapó la clasificación con Colombia en 2006 apenas por un punto, habiendo asumido en la quinta fecha, estando última después de tres derrotas y un empate. Si era por la campaña de Rueda, Colombia entraba segunda, pero tomó al equipo muy rezagado. Los números lo respaldan, los jugadores también. El arquero chileno Claudio Bravo lo ubicó en el mismo nivel de los grandes entrenadores que tuvo: Marcelo Bielsa, Pep Guardiola, Manuel Pellegrini y Luis Enrique. “Es gente que está a otro nivel. Reinaldo en la Selección es exactamente lo mismo que ellos. Si tú ves dónde ha estado, también ha hecho cosas que uno puede observar y aprender. Los técnicos que están en ese plano le sirven a cualquier jugador”.

Y además está su excelente relacionamiento con los futbolistas; saca lo mejor de ellos, nunca un conflicto, siempre armonía. Colombia ha deseado cortar dos procesos con conductores extranjeros, el muy exitoso de Pékerman, con dos clasificaciones mundialistas, buen fútbol y cuartofinalista con suceso en Brasil 2014, y el breve y desafortunado de Queiroz. Vuelve a apostar por un nacional.

“Rueda viene a apagar un incendio, pero ¿es contratado solo por ser colombiano…?”, pregunta Gabriel Meluk, editor de Deportes de EL TIEMPO. “No –responde Pablo Romero, compañero de redacción–. Hay más argumentos: su meritorio recorrido, su experiencia acumulada, su formación y también su don de gente, que puede servir para apagar ese incendio, que ha sido el camarín tras las goleadas sufridas ante Uruguay y Ecuador. Es un hombre de diálogo, de buena convivencia, una de las razones principales por las cuales lo trajeron”. Coincidimos con Pablo, con un agregado: es difícil encontrar hoy un nombre tan potable como el de Reinaldo para una selección, más si es la de Colombia.

Pero otra vez le tocará remar de atrás. Brasil, Argentina y Ecuador navegan con buen rumbo. Hoy, parecen tres cupos más que posibles. Los otros dos deberían estar peleándolos Paraguay, Uruguay, Colombia y Chile. Pero es una simple presunción, falta mucho. Y Perú, Venezuela y Bolivia tienen cosas que decir. Eso sí, el estreno mete miedo: Brasil adentro y Paraguay en Asunción. ¡Ayyy…!

JORGE BARRAZA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.