Secciones
Síguenos en:
Bien pateado, mejor atajado

Bien pateado, mejor atajado

Una encuesta inglesa corona el escorpión de Higuita como la mejor jugada del fútbol.

03 de mayo 2021 , 12:05 a. m.

En la charla futbolera todos tenemos nuestros jugadores favoritos. Mucha gente elige a Ronaldinho como el mejor futbolista que vio y quizás Dinho no esté ni entre los diez primeros de la historia, pero hay predilecciones que no responden a una línea argumental sino emotiva. Gustan porque gustan. Sus movimientos, su gracia, sus actitudes. Me sucede con René Higuita, jugador de personalidad monumental, con miedo escénico cero, capaz de patentar universalmente el escorpión en Wembley. “Yo no me atrevería a intentarlo ni en un entrenamiento”, reconoció el arquero argentino Roberto Abbondanzieri.

Una encuesta inglesa corona el escorpión como la mejor jugada del fútbol. Las encuestas, muchas de ellas, son tendenciosas, parciales y poco serias. ¿Quién vota? ¿Cuántos votan? ¿Quién las organiza? ¿Los resultados son reales? ¿Se realizó verdaderamente la encuesta? Pese su dudoso origen, la pesquisa puso en el candelero la increíble jugada del arquero. Y la homenajea en su justa medida. Un guardameta tiene menos posibilidades que un jugador de campo de eternizarse con una jugada memorable; esto eleva todavía más su proeza.

Desde luego, hay diferencias entre lo útil y lo bello. Una chilena puede ser vital para evitar un gol y salvar una derrota. El escorpión no es necesario, es una acrobacia, el portero puede tomar el balón tranquilamente con las manos. Sin embargo, una acción tan osada retempla el ánimo de un equipo y deja atónito a su rival. Fue lo que hizo Higuita en aquel recordado choque con Alemania de Italia 90. Los panzer estaban arrasando a Colombia, sumida en el desconcierto. Hasta que vino una bola larga para la entrada de Klinsmann y cuando todos presagiábamos ya el primer gol, salió Higuita, la paró con el pecho, se la levantó por sobre la cabeza al tanque alemán, eludió a otro bárbaro y salió jugando suave por derecha. Salió el sol para Colombia y comenzó otro partido, a ritmo de vallenato. Tampoco era necesario semejante derroche de clase. En cambio, sirvió para aplacar la furia germana y agrandar a los suyos.

Seguramente René pierde en el análisis comparativo con Casillas o Fillol (si la función del arquero es evitar goles, los dos más grandes de todos los tiempos sin un milímetro de duda). No obstante, fue muy, muy grande, captaba adhesiones irrenunciables por su clase tanto como por su irreverencia, atrevimiento y genialidad. Tenía que ser él quien marcara el primer gol de un arquero en la historia de la Copa América: de penal, abrió el marcador ante Venezuela en el debut de Colombia en la Copa de Brasil 1989. Y talló su nombre en piedra.

Pero le adjudicamos otro mérito: el penal mejor tapado en la historia de la Copa. Fue en Chile 1991. Era el primer choque de la fase final por el título, de modo que era importante no perder de entrada. La Roja local y Colombia igualaban 0 a 0 y al minuto 31 hubo penal para los locales, que tenían un formidable goleador como encargado de ejecutarlos: Iván Zamorano. Bam Bam tomó larga carrera y sacó un disparo bajo, con cierta potencia, pegado al palo derecho del arquero; inexorablemente debía ser gol, pero René, genial, se eyectó rasante y logró echar la bola al córner. Una atajada cumbre, plena de reflejos y elasticidad.

—Estaba yo en la platea dos asientos abajo del doctor Ochoa Uribe y de Carlos Quieto y el doctor Ochoa dijo: “Lo va a tirar cruzado Zamorano y lo va a atajar René”. Tal cual, así fue— cuenta Danilo Díaz, magnífico periodista chileno.

En verdad, no debíamos asombrarnos, era un especialista: dos años antes, en la final de Libertadores frente a Olimpia, definida por tiros desde el punto del penal, Higuita paró cuatro remates y consagró campeón de América por primera vez a un equipo colombiano: Atlético Nacional. Y en Italia 90 le detuvo uno al yugoslavo Faruk Hadzibegic.

—¿Cómo fue aquel penal, René?

La maravilla del WhatsApp nos da la posibilidad de entrevistar al inolvidable arquero antioqueño. La voz de Higuita es alta, estentórea, muy, muy pausada y ceremoniosa, suena como la de un gurú. Tiene una tonada superpaisa. Se toma su buen tiempo antes de cada respuesta, piensa y luego dice.

—A ver, don Jorge… Ese fue un penal dudosito. Un jugador chileno se le adelanta al ‘Chonto’ Herrera, este estira el pie, pero toca primero el balón, el otro se deja caer y bueno, penal. Zamorano se impulsa, yo había visto varios videos donde él la tiraba a ese palo y lo que hago es, con ánimo de hacer justicia, amagarle con el pie derecho a ese lado, y él me la tira a esa punta; con ese paso me impulso mucho más y puedo atajarlo. Para mí, uno de esos penaltis bien cobrados y bien atajados. Y donde se hizo justicia, pues ese fue un invento del árbitro (N. del A.: Ernesto Filippi, de Uruguay).

—René, por lo que nos decís, notamos que ya en 1991 estudiabas a los pateadores.

—Sí. Y cuando no conocía al ejecutor aprovechaba simplemente el nerviosismo de ellos. Sin querer, por el nerviosismo, la mirada muestra el lado al que le va a dar, entonces lo que yo hacía era ofrecerle esa confianza al pateador para que lo tirara a donde estaba mirando. Donde clavan la primera mirada, por lo general, ahí tiran.

—Desde luego, quien remata tiene más que perder que quien tapa, pero nunca habíamos escuchado lo de capitalizar el nerviosismo del rematador.

—A mí me ayudó mucho también el que cobraba penales, yo también sentía ese temor, ese nerviosismo, y atajando lo puse a mi favor.

Siempre nos preguntamos hasta dónde habría podido llegar Colombia con aquel equipazo de 1994 e Higuita en el arco en el Mundial de Estados Unidos. Nunca sabremos la respuesta, sí que Colombia se hubiera beneficiado de la inyección anímica que le proporcionaba este fenómeno a cualquier equipo.

JORGE BARRAZA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.