Territoriales atípicas

Territoriales atípicas

El control de esos fortalecidos centros de poder público importa ahora más que antes.

06 de enero 2019 , 12:52 a.m.

El 27 de octubre elegiremos ediles, concejales distritales y municipales, diputados, alcaldes y gobernadores. La selección de esos servidores públicos (aproximadamente 15.000) la haremos de acuerdo con reglas de juego político-institucionales que rigen hace varias décadas e, infortunadamente, facilitan y a veces promueven prácticas que han pervertido la descentralización y en muchos casos la vuelven sinónimo de malos manejos y corrupción.

Sin embargo, esas reglas de juego que definen cómo se accede al poder a nivel regional y local, cómo se ejerce y cómo se controla a sus titulares parecen intocables porque sirven a los intereses de la clase política nacional, que debería reformarlas para garantizar unas elecciones y administraciones territoriales limpias. Como nada indica que puedan cambiarse antes de octubre, no debe descartarse que en muchas partes haya situaciones contestatarias de rebeldía ciudadana que pidan votar contra los de siempre y derroten enquistados cacicazgos.

Además, en mayor o menor grado, se presentarán situaciones novedosas, distintas de las que hasta ahora han ocurrido y constituyen el marco propio de los debates territoriales. Así puede suceder porque municipios y departamentos son cada día más atractivos para quienes desean gobernarlos, pues tienen a su disposición recursos y ejercen atribuciones que les permiten celebrar cuantiosos contratos, proveer toda clase de empleos, asignar partidas presupuestales, otorgar permisos y licencias de diferente naturaleza y definir planes de ordenamiento territorial (POT) que, igualmente, satisfacen múltiples aspiraciones. Esa es la razón por la cual senadores y representantes resolvieron apoderarse de un buen número de entidades territoriales para manejarlas a través de roscas y clanes familiares que también se comportan como mafias políticas.

El control de esos fortalecidos centros de poder público importa ahora más que antes porque servirán para reemplazar la desaparecida ‘mermelada’ nacional. Por ello, por primera vez en la historia política de la descentralización, varios congresistas han renunciado a sus curules para ser candidatos a gobernaciones y alcaldías. Tendremos entonces unas elecciones territoriales en las que la clase política nacional se empleará a fondo, como nunca lo había hecho con tanto empeño, porque están en juego intereses suyos que muy raramente coinciden con los que deben prevalecer en ese tipo de elecciones.

Agréguese a lo anterior que, como la polarización de los últimos tiempos no ha desaparecido del todo, no obstante el espíritu conciliador del presidente Duque, habrá quienes decidan darles a las campañas un contenido eminentemente político, ajeno a los temas municipales y departamentales que deben debatirse y decidirse en cada caso. Bien puede ocurrir, por ello, que pretendan convertir los comicios de octubre en una especie de plebiscito o consulta popular sobre la gestión del Gobierno Nacional. Igualmente, algunos intentarán proyectar sus resultados en el tiempo pidiendo que sean tenidos como votación primaria de las presidenciales del 2022.

Como si ello fuera poco, esos mismos actores y otros más buscarán animar sus movilizaciones con actos de protesta social, que, para algunos, más que un derecho es una obligación, dado el tratamiento favorable que últimamente han recibido.

Mientras quienes así piensan se alistan para las elecciones de octubre, el establecimiento y sus partidos tienen poco claro qué está pasando y qué puede suceder. Si alguien pregunta qué ofrecen, probablemente responderían algo que signifique más de lo mismo, cuando la coyuntura exige imaginación y audacia porque la oposición populista trabaja ya los propósitos que la motivan.

JAIME CASTRO
jcastro@cable.net.co

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.