Preocupante panorama

Preocupante panorama

Se requiere un líder capaz de enfrentar la proliferación de grupos violentos.

09 de octubre 2019 , 07:00 p.m.

En el concierto nacional, el departamento de Antioquia no solo aparece signado por un enorme riesgo electoral, sino que es escenario de conflicto mayor con grupos al margen de la ley. Al accionar del Eln se suma el de las disidencias de las Farc, el ‘clan del Golfo’, ‘los Caparrapos’, los paramilitares con diversas denominaciones, los carteles de la droga con incidencia de narcotraficantes mexicanos; bandas, combos y demás delincuencia organizada.

Es bien llamativo que, a mayor corrupción, estas presencias se perciban más empoderadas para poner al descubierto su capacidad de penetración en los territorios y en la institucionalidad.

Impresiona el creciente envío de droga por diferentes regiones y cordones de movilidad dominados por estos grupos, sin que la Fuerza Pública esté en capacidad de contener el fenómeno. Y aunque no se pueden desconocer los certeros golpes producidos, estos no logran impactar el negocio como tal. También prospera la entrada de modernas armas, lo que demuestra que estamos ante grandes empresas criminales que ejercen control territorial y han logrado diseminar sus finanzas por todo el sistema económico antioqueño.

En el valle de Aburrá, el conflicto se focaliza en el municipio de Bello, con presencia de poderosas bandas: ‘los Pachelly’, ‘los Mesa’, ‘Niquia Camacol’, entre otras. La primera ha producido, en su enfrentamiento con ‘los Mesa’, más de 70 muertes este año, pero todas dominan vastos territorios de la zona norte del valle de Aburrá. Además, en la subregión prosperan el lavado de activos, el microtráfico y el control territorial en algunas comunas y barrios. Según informes de inteligencia, una sola banda tiene más de 1.500 jóvenes a su servicio.

Este preocupante aunque limitado registro de la convulsionada región antioqueña lleva a demandar que el próximo gobernador sea un líder experimentado, que conozca bien esta y otras problemáticas

El Nordeste minero registra un notable crecimiento de los cultivos ilícitos, preocupante realidad que difiere de las cifras que al respecto presenta la Gobernación. Además, avanza la extracción de oro de manera ilegal; el Eln cuenta con los frentes Héroes de Anorí y Capitán Mauricio, que cobran extorsiones y vacunas a esta actividad, mientras que los narcotraficantes y el ‘clan del Golfo’ entran en esa disputa.

En el Bajo Cauca se perdió mucha posibilidad de control institucional, y en los municipios de Cáceres, Tarazá, El Bagre y Nechí, unidos con Anorí (Nordeste) y Valdivia (Norte), se ha concentrado más del 70 por ciento de los cultivos ilícitos. A ellos se suma Caucasia en el registro del desplazamiento: 81 por ciento del acumulado en el departamento en 2017, y el fenómeno se sigue incrementando.

En el Norte están las disidencias de las Farc, bloques 36 y 18, el Eln y el ‘clan del Golfo’, y crecen los sembrados de coca. La delincuencia se tomó parte de los territorios abandonados por las Farc en su desmovilización, aprovechando la lentitud del Estado para ejercer institucionalidad.

En Urabá persisten importantes corredores de movilidad por donde sale coca y entran armas. Uno de ellos, que pasa por Mutatá hacia el océano Pacífico, pone en riesgo la reincorporación de los desmovilizados de los antiguos frentes 5 y 34 de las Farc. Es fuerte la presencia del ‘clan del Golfo’. Han disminuido los cultivos de coca, a excepción de Turbo, pero crecen el narcotráfico, la extorsión y las rentas ilegales.

Este preocupante aunque limitado registro de la convulsionada región antioqueña lleva a demandar que el próximo gobernador sea un líder experimentado, que conozca bien esta y otras problemáticas, y que acompañe a los diferentes alcaldes en la misión de lograr mayor control institucional y a mantener la lucha contra la corrupción. Aquí surge un nombre como seguro garante para enfrentar y superar este viciado panorama: Aníbal Gaviria Correa.

jaimefajardolandaeta@gmail.com

@JaimeFajardoLan

Empodera tu conocimiento

Más de Jaime A. Fajardo Landaeta

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.