Babel 2018

Babel 2018

¿Es acaso el periodismo un sector o una disciplina de la mercadotecnia?.

02 de septiembre 2018 , 11:32 p.m.

El periodismo busca la verdad. ¿Será verdad que muere en nuestros tiempos el periodismo tradicional?

Desde los comienzos del oficio, la información periodística fue entregada por profesionales de la prensa, la radio y la televisión a cambio de unos dineros que le entraban al medio y/o al periodista en directo o por publicidad. Hoy, la gente puede acudir a internet casi a cero costo, y no lo hace solo para informarse sino para informar, opinar, debatir, influir.

Sencillo: los periodistas de planta o ‘free-lance’ hacían su trabajo y se les pagaba. Con la aparición de las nuevas tecnologías, los costos de la prensa subieron en demasía. Tanto que numerosos órganos de información decidieron sumar parte de su esfuerzo a internet y, para sobrevivir en la era digital, los periodistas tradicionales debieron aprender nuevas reglas de juego.

Las redes sociales son definidas como canales de distribución de información y opinión. Dicen que en ellas se descubren los intereses de la audiencia y subrayo el aserto. Si uno va a internet en busca de esos intereses, lo más probable es que termine comprando o vendiendo algo que la audiencia dice querer o creer necesitar.

Pregunto, teniendo en cuenta los distintos niveles de conocimiento de los internautas, ¿debe el periodismo dar a la gente lo que la gente quiere? ¿Es acaso el periodismo un sector o una disciplina de la mercadotecnia?. No olvido la compleja y múltiple ambigüedad del término comunicador social que nos impusieron décadas atrás sobre el periodismo que estudiábamos y que hoy debemos asociar con el llamado comunicólogo.

Escuelas y universidades han dado, en general, conocimiento. El mercado ofrece bienes y servicios. Si la información es considerada mercancía, tendremos que aceptar entregar a la gente la que pide. Pero al ser conocimiento, la gente deberá recibir lo que es, eso que sus maestros estiman que necesita, como sucede en colegios y universidades, donde la enseñanza que se imparte no es la que piden o dictan los alumnos. Ni más faltaba. Podrían llenar su pénsum con recreos.

Si el contenido de una información es conocimiento, yo, que soy de la vieja guardia, lo percibo muy cerca de la academia. Tan cerca como siento la educación de la misión de buscar la verdad.

El ejemplo de un libro ilumina. Cerrado se considera más fácil mercancía. Abierto y leído, página tras página, será, sin duda y de algún modo, conocimiento. Una cosa es hablar del libro, de su forma, su papel, su precio; otra es crear, entregar o leer su contenido.

Pero los tiempos han cambiado. Hoy, cualquiera cree que puede transformarse en informador y quizás colabore en convertir el espacio digital en un excesivo juego de producción de información e informantes.

Frente a la investigación rigurosa y el conocimiento de ciertas disciplinas que han conferido credibilidad al periodismo tradicional, la audiencia digital parece dispuesta a cambiar esos valores por la inmediatez y la fácil absorción que ofrecen infografías, videos, podcasts...

Entiendo que después de haberse acostumbrado a estar informada, la gente desee ahora ser parte de la historia e influir más en lugar de ser influenciados. Crear “contenidos” resulta la gran tendencia del usuario. Eso a nivel cuantitativo, porque en cuanto a la calidad de la información no ha cambiado mucho el oficio, comparado con su original: solo el buen periodismo podrá mantener, en medio del caos de esta torre de Babel, la credibilidad de sus interlocutores y buscar la verdad. Hallarla y divulgarla públicamente, frente a los poderes, seguirá siendo su obligación moral. Espero que ninguna tecnología logre cambiar eso.

HERIBERTO FIORILLO

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.