Aliados, no antagonistas

Aliados, no antagonistas

Caída de precios de hidrocarburos ha sido fuerte, como consecuencia de la disminución de la demanda.

24 de mayo 2020 , 12:15 a.m.

La Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), que reúne a más de una docena de empresas de capital extranjero, ha solicitado alivios para atenuar la crisis que vive la actividad. La caída de los precios de los hidrocarburos ha sido fuerte, como consecuencia de la disminución de la demanda de crudo en el mundo.

Es respetable que el gremio plantee su postura, que se resume en pedir un descuento del 60 por ciento en la tarifa establecida de los oleoductos. No obstante, como responsable de Cénit, la filial de Ecopetrol que ofrece soluciones integrales de logística y transporte para este segmento, me corresponde hacer varias precisiones.

Las tarifas fijadas compensan la gran inversión realizada para llevar el petróleo desde los pozos hasta el puerto. Dos terceras partes de las reservas del país corresponden a crudos pesados –de alta viscosidad– que se encuentran a centenares de kilómetros del lugar de embarque. Nuestra geografía obliga al paso de tres ramales de la cordillera de los Andes, lo cual implica subir, en ocasiones, a más de 3.000 metros de altura.

Esas peculiaridades resumen la magnitud de la labor que hacemos. En los alegatos públicos se hacen comparaciones que no son válidas, al mirar recorridos más cortos o con una complejidad mucho menor, como las que existen en Ecuador o Canadá.

Colombia cuenta con una red de oleoductos de primera calidad, segura y con gran capacidad. Esta demandó montos significativos, ante lo cual el Estado definió un esquema tarifario que parte de una remuneración justa que, a su vez, asegura la confiabilidad.

Las tarifas no son arbitrarias: salen de estudios técnicos en los que se analizan múltiples factores. Se trata de asegurar la buena prestación del servicio en todo momento, fuera de desafíos como la seguridad. En los últimos 17 meses registramos cerca de un centenar de atentados, al igual que un número superior a las 1.600 válvulas ilegales de robo de combustibles.

Es importante subrayar que el valor que se cobra es ajeno a las fluctuaciones del mercado petrolero. Cuando el barril superó hace unos años los 100 dólares, a nadie se le ocurrió plantear una prima en la tarifa por esa circunstancia.

No es de orden menor el gran activo que significa la estructura regulatoria del país –que permite la existencia de la infraestructura de transporte–, como la certeza jurídica para quienes invirtieron en ella. Un elemento fundamental que explica la capacidad de Colombia de atraer inversiones para este y otros sectores es su respeto a las reglas del juego establecidas, más allá de la coyuntura.

Cambiar esa política sería muy dañino en el corto y largo plazo. Así el mundo evolucione hacia las fuentes renovables, el petróleo será un elemento clave de la canasta energética durante décadas. A lo anterior se suma la urgencia de evitar la pérdida de la autosuficiencia para una nación que cuenta con reservas de crudo limitadas. Suena irónico que aquellos que siempre han demandado estabilidad normativa propongan que se abra una puerta que nos podría llevar a precedentes riesgosos.

Tampoco se habla de lo onerosa que saldría la rebaja pedida para las finanzas públicas nacionales y regionales, al igual que para el empleo. El segmento de oleoductos paga anualmente 3,25 billones de pesos en impuestos nacionales, 190.000 millones en tributos municipales y genera 10.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, formales y bien remunerados.

En Cénit somos conscientes de las dificultades que afrontan las compañías petroleras, que, más que clientes, son aliados naturales. De ahí que vengamos estructurando propuestas que combinan alivios y descuentos importantes, que comienzan a ser acogidas. Nos mueve el objetivo de que, cuando esta dura temporada termine, podamos incidir en la reactivación de una actividad que la economía colombiana necesita.

HÉCTOR MANOSALVA
Presidente de Cénit

Empodera tu conocimiento

Más de Héctor Manosalva

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.