Secciones
Síguenos en:
Quibdó, ¡una bomba de tiempo!

Quibdó, ¡una bomba de tiempo!

Gobernantes, se trata de gestionar y exigirle al Gobierno que no ignore más a Quibdó, ni al Chocó.

29 de abril 2021 , 11:30 a. m.

La semana pasada Colombia se impactó con la noticia del atroz asesinato con sevicia a tres menores de edad en la ciudad de Quibdó. Días anteriores se habían venido reportando diariamente asesinatos donde la gran mayoría de las víctimas habían sido menores de edad. Adicionalmente, han sido las extorsiones, el hurto y las amenazas a la población civil, otras de las noticias diarias que escuchamos en los medios locales; dejando muy claramente que la situación en Quibdó está realmente insostenible.

Los habitantes de la capital del Chocó están confinados no solo por el contagio del covid-19, sino también por la enorme ola de violencia que azota la ciudad. Esto lo sabe muy bien tanto el gobierno local como el nacional y lo cierto es que las soluciones reales y contundentes para solucionar esta crisis no se ven llegar. Con todos estos asesinatos, con el problema de inseguridad y orden público que se está viviendo en Quibdó, se espera que la policía muestre resultados eficaces, que los dirigentes actuales de la región se hagan sentir y convenzan al Gobierno Nacional de que invertir en la seguridad, empleo y políticas públicas para Quibdó es más necesario para salir de esta crisis, pero muchos ciudadanos no perciben que esto se esté dando.

Sin lugar a dudas, la crisis que vive Quibdó amerita que el Gobierno Nacional también ponga de su parte. Que se esfuerce en mandar ministros y otros altos funcionarios a la ciudad cada vez que sea necesario, para que estos hagan presencia y acompañamiento a las autoridades locales, pero además para que se pongan las “botas y se metan al pantano”, se empapen de la situación del pueblo, que reaccionen y que hagan algo. No obstante, por Quibdó muy esporádicamente se ven estos personajes. Y las contadas veces que llega a la ciudad alguno de estos o el mismo presidente hacen sus visitas rápidas, de unas cuantas horas, se realiza un consejo de seguridad, se prometen un poco de cosas, se toman fotos, se invitan a los medios para que divulguen la “presencia del Gobierno Nacional” en Quibdó, se van y no pasa nada más.

Tanto el Gobierno Nacional como el local conocen de los problemas estructurales que Quibdó padece. Igualmente son conocedores de lo roto que está el tejido social de la capital del departamento, pero parece ser que las intenciones por realizar cambios estructurales que estén basados en estrategias claras, coherentes y sostenibles son mínimas.

Para nadie es un secreto que Quibdó, por ser la capital del departamento, se ha visto muy afectada desde finales de los 90 por el éxodo del desplazamiento forzado. A estas personas les tocó salir huyendo de balas y masacres con la esperanza de poder seguir viviendo y de buscar protección por otro lado, ya que el Gobierno no les podía garantizar uno de sus derechos fundamentales: la vida.

Y como múltiples estudios acerca de la problemática de desplazamiento del Chocó lo indican, el Gobierno no ha podido solucionar ni los problemas de tierras ni de inseguridad, que son en un alto grado los causantes del desplazamiento forzado en la región. Desplazamiento que en un alto grado ha abultado el ya existente problema de miseria y pobreza de la ciudad de Quibdó, lugar donde muchas personas desplazadas buscan radicarse.

Por lo tanto, aspectos como el atraso, la falta de empresas en la ciudad, la falta de inversionistas, la poca generación de empleo y la gran cantidad de personas desplazadas se convierten en detonantes fuertes cuando de ruptura del tejido social se trata. Por eso, la violencia, la conformación de pandillas y las actividades delictivas en las que muchos de estos niños y jóvenes están sumergidos son claramente consecuencias de esta crisis.

Por consiguiente, todo esto conlleva a las siguientes preguntas: ¿Dónde están las inversiones sociales que se han realizado en Quibdó los últimos años? ¿Dónde está la más mínima muestra de interés de los dirigentes locales y los políticos de la región por el desarrollo de la ciudad? ¿De qué forma pretenden retomar la confianza ciudadana, que tanto se ha perdido?

Lamentablemente, las inversiones sociales brillan por su ausencia. Por otro lado, prima la falta de gestión y las decisiones totalmente desacertadas tanto de algunos mandatarios como de algunos políticos de la región. Y cuando de confianza ciudadana se trata, todos sabemos que esos desaciertos, desatinos e inoperancia han llevado al pueblo a un cansancio y a no creer en los mandatarios.

Es bien irónico que algunos gobernantes locales aún se empecinen en culpar a los mandatarios anteriores o al Gobierno Nacional por lo que se está viviendo actualmente en Quibdó. Pues algunos argumentan que los que tuvieron el poder antes de ellos fueron los causantes de los problemas y que por la ausencia de políticas de atención del estado en la región estamos como estamos, por eso también responsabilizan al Gobierno. Honestamente, debo reconocer que, en parte, les doy la razón, pero al mismo tiempo pienso que la estrategia a estas alturas del problema no es lavarse las manos ni buscar culpables, la estrategia debe ser gestionar y exigir al Gobierno Nacional que no ignore más a Quibdó, ni al Chocó. Asimismo, veo el diálogo como otra estrategia clave. Un diálogo que se dé tanto con la población vulnerable como con la ciudadanía en general.

¡Dirigentes de Quibdó, lléguenle a la gente con propuestas reales, alcanzables y que se puedan poner en marcha inmediatamente, para ver si se repara y reconstruye una gran parte de lo que está roto y poder parar esta bomba de tiempo en la que nuestra ciudad se ha convertido!

Haidy Sánchez Mattsson

Más de Haidy Sánchez Mattsson

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.