#SiguienteBollo

#SiguienteBollo

Que nadie se baje de un problema en Colombia sin mirar a lado y lado: otro lío podría atropellarlo.

16 de septiembre 2019 , 12:42 a.m.

En caso de que cada país tuviera que escoger una etiqueta (‘hashtag’) para definirse en el concierto mundial, muy adecuado sería elegir para Colombia #SiguienteBollo, porque aquí un drama atropella rápidamente a otro. Si el mundo digital se caracteriza por lo exprés, ¡llevamos, sin saberlo, más de doscientos años dedicados al digitalismo! Enseguida un puñado de episodios recientes, debidamente etiquetados, que en cuestión de horas ceden el turno en la larga fila de las barbaridades que empollamos sin cesar.

#VivirConcentradoEs. Las guerras son terribles. Pero las peores son las que se libran con los vecinos. La frase se aplica igual de bien en el campo de los grandes intereses geopolíticos y en el de la propiedad horizontal. Quienes azuzan al conflicto con Venezuela no han vivido una guerra de verdad. Y supone uno que tampoco han pensado que deberán construir campos de concentración para meter a cientos de miles de ciudadanos del país enemigo cuando estalle el conflicto. Por no hablar de los que el vecino levantará para segregar a su propio enemigo interno. La guerra no es solo muerte convencional; la guerra también es muerte en vida.

#DiganWhisky. Arden aún los carbones que avivan el debate sobre las fotos de Juan Guaidó con miembros de los temibles ‘Rastrojos’. Unos martillan los clavos en las muñecas de Guaidó y otros trepan a la cruz para desclavarlo a como dé lugar. Dependiendo de la óptica, de los intereses políticos o del grado de polarización, se toman posiciones que desestiman la razón y premian la pasión. Ni una foto convierte a Guaidó en aliado de la delincuencia, ni una floja explicación lo exime de responsabilidades. No se desgasten tanto: con todo lo demócrata, gentil y equilibrado que sea Guaidó, no es el presidente de Venezuela. Ese es precisamente el problema: las fotos se toman en un segundo; el poder es algo más demorado de tomar.

Las fotos se toman en un segundo; el poder es algo más demorado de tomar

#CalladitosCalerunos. El expresidente Álvaro Uribe dejó que lo detonaran durante una visita al municipio de La Calera, Cundinamarca. El mecanismo que lo puso a volar por los aires tenía cables de cobre, que terminó exponiendo cuando dijo “hacen silencio o los callamos”. Quien asiste a actos públicos de eso tan pavoroso que llaman política, tiene que ir preparado para todo. Más en tiempos de teléfonos y redes, donde la ‘espontaneidad’ de los ataques se planea con días de anticipación. El episodio de Uribe es apenas uno de muchos que hemos presenciado en los últimos días, y confirma que los pactos de buen trato que firman los políticos tienen la fuerza de un purgado. Y, ya entrados en comparaciones coloquiales, hay un refrán, incluido por don Agustín Jaramillo en el ‘Testamento del paisa’, que deben tener en cuenta quienes votarán por los numerosos políticos que rubrican acuerdos y no los cumplen: ‘el que miente roba’.

#ListaDeEspera. Seguimos aguardando la mítica lista de periodistas que habrían recibido dineros de Odebrecht. Las malquerencias dictan listados que la gente, con la mayor naturalidad, adapta o adopta irresponsablemente. La de Gustavo Petro resultó ser de estrategas y expertos en comunicación política. De periodistas no tienen nada, y si alguno sostiene ser periodista, está equivocado: periodista-jefe de prensa, periodista-asesor oficial o periodista-estratega empresarial son oficios que no existen. Serán ocupaciones muy respetables, pero no se inscriben en el periodismo. Y periodista en ejercicio que recibe pagos por decir lo que le dicen que diga no es periodista: es un bribonista.

* * * *

Grima. Los asesores de Presidencia tienen bien claro que no se dice guasapazo, sino guarapazo. Y el golpe que se recibe por las imprudencias tiene poco de virtual: es real.

GUSTAVO GÓMEZ CÓRDOBA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.