Ofrezco disculpas

Ofrezco disculpas

He pasado décadas reproduciendo odios que se esparcen más rápido que el coronavirus.

10 de febrero 2020 , 12:59 a.m.

Yoko Ono: le escribo esta nota para ofrecerle disculpas. Usted no me conoce. Y yo tampoco a usted. Pero llevo muchos años creyendo que la conozco, cuando lo que realmente sé de usted es una colcha de recelos armada con el odio que millones hemos rumiado y transmitido por generaciones. Aborrecerla es una especie de rito de iniciación que nos hacen cumplir a quienes admiramos a los Beatles. Como si no se pudiera amar al grupo sin antes crucificarla a usted.

El antiyokismo tiene muchas similitudes con el antisemitismo: un desprecio apuntalado en mitos, mentiras y prejuicios. El más básico es aquel que la culpa de la separación del grupo. Recuerdo que, poco antes de morir, su marido le dijo a David Sheff en entrevista publicada por la revista ‘Playboy’: “Están felicitando a los Rolling Stones por estar juntos hace 112 años. ¡Bien! Por lo menos Charlie Watts y Bill Wyman conservan a sus familias. En los ochenta estarán preguntándose: ¿por qué estos tipos todavía siguen juntos? ¿No pueden arreglárselas por sí mismos? ¿Por qué tienen que estar rodeados de una pandilla?”.

Queríamos a los Beatles presos de los Beatles. No estábamos dispuestos a entender que tenían derecho a vivir libres. Había que salir a buscar culpables de que quisieran ser felices, y usted fue el blanco perfecto. La bruja japonesa que convenció a Lennon de dejar a los perfectos Beatles británicos.

Hoy sabemos que Lennon abrió la celda de esa prisión que eran los Beatles y huyó dichoso. Tremenda ironía: aprendimos a amar a los Beatles y a Lennon oyéndolos, pero no escuchándolos. ¿Acaso no hemos cantado millones de veces “no creo en los Beatles; solo creo en mí, en Yoko y en mí, es la realidad”? Lennon nos puso a repetir estas letras hace cincuenta años y aún no las atendemos. (“Yoko no separó a los Beatles”, dijo. “¿Cómo puede una chica o una mujer separar a los Beatles? ¡Los Beatles se fueron separando solos!”).

No hace mucho pasé varias tardes escuchando las tomas de ensayo en estudio que contribuyeron a dar vida al álbum ‘Imagine’, publicadas bajo el título de ‘The Ultimate Collection’. Vieron la luz junto a un libro repleto de información y testimonios. El paquete confirma que no puede entenderse la música de Lennon sin usted. Por décadas hemos intentado extirparla de las canciones de Lennon y tirarla por una cañería. Pero no es posible separar a John de Yoko ni a Yoko de John.

Aprendimos a amar a los Beatles oyéndolos, pero no escuchándolos

Repaso por estos días en medios de comunicación las reseñas sobre el nuevo libro de la hermanastra de Lennon, Julia Baird. Habla con mucha propiedad de usted, mientras trata de sepultarla bajo una tonelada de excrementos. A finales de los ochenta leí una primera obra de Baird, coescrita y decorada por Geoffrey Giuliano.

Julia, que ahora pontifica sobre usted, decía en aquel entonces: “Como no la conozco personalmente, no tengo ninguna relación tangible con Yoko. Es muy sencillo, nunca hemos estado a la vez en el lugar adecuado ni en el momento justo o, mejor dicho, ni en ningún lugar ni en ningún momento”. Cada vez que Julia necesita unos dólares, hurga en sus memorias e imagina (¡Imagine!) un libro donde la retrata según le convenga.

Rompo hoy mi membresía del club de malquerientes de Yoko. Y, sin que ello quiera decir que no reconozca sus defectos y falencias, me inscribo en la escuela de los que entienden finalmente quién es usted. Repaso palabras de Lennon: “Todo el que diga que se interesa por mí o por mi música, o por lo que hice con los Beatles, y no comprenda por qué estoy con Yoko, en realidad no ha entendido nunca nada de lo que he dicho o he sido”. Sea.

* * * *

Grima.
Creamos bloques de búsqueda para encontrar a los corruptos, pero todos sabemos quiénes son y dónde están.

GUSTAVO GÓMEZ CÓRDOBA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.