Maduro, terrorista

Maduro, terrorista

¿Entiende Nicolás Maduro que quien ampara y anima el terrorismo acaba siendo tenido por terrorista?

09 de septiembre 2019 , 11:22 a.m.

Por aquello de que son importantes las formas, sobre todo en materia de relaciones internacionales, uno evitaría decir que Nicolás Maduro es un narcotraficante. Aunque lo fuera. Hay sutiles maneras de plantear estos asuntos: se trata de un reformador llamado a mantener su liderato revolucionario recurriendo diversas formas de financiación. Es decir, un narcotraficante.

Venezuela tiene un gobierno que narcotrafica, y en ese proceso se enriquecen sus cabecillas. No todo el mundo tiene que ser como el frugal Pepe, quien, a juzgar por las fortunas de los caudillos ideológicamente cercanos al uruguayo, es el último de los mujicanos. Protagonista de primera fila en el desastre ético venezolano es el célebre ‘cartel de los Soles’, conformado por altos oficiales y funcionarios untados de coca por todas partes.

En sus ratos libres se dedican también a la minería ilegal, el contrabando de combustibles y otras actividades oscuras, sobre todo en zona de frontera. Ni Chávez ni Maduro inventaron el lumínico cartel: es una herencia de los noventa, que rápidamente adaptaron al trasnochado socialismo del siglo veintiuno. El dinero no entiende de principios, pero bien sabe precipitar finales.

Un presidente que consiente que sus militares y colaboradores trafiquen con drogas, y se beneficie, es un narcotraficante. Posiblemente cuando viene de boca de un burócrata de Estados Unidos nos parezca un señalamiento preñado de intereses geopolíticos, pero eso no hace que sea menos cierta la apreciación.

En ese mismo orden de ideas, ¿qué vendría siendo un presidente que protege y patrocina el terrorismo? Desde hace años, Venezuela es escenario para la actividad del Eln. Pasó de ser espacio de retaguardia y seguridad estratégica a zona de trabajo conjunto con la dictadura (y operación en varios estados). Si alguna duda quedaba, ha desaparecido con el contenido de la información del Sebín, inteligencia bolivariana, que revela ‘Semana’ en su más reciente edición: Venezuela es el paraíso de nuestra subversión.

La comunidad internacional puede convivir con borricos, pero no con terroristas

En julio dijo Maduro: “ ‘Iván Márquez’ y ‘Jesús Santrich’ son bienvenidos a Venezuela y al Foro de São Paulo cuando quieran venir; son dos líderes de paz”. Pacifistas cuya vocación por el delito los llevó a incumplir los acuerdos de paz y volver a la ilegalidad. Los miembros de esta nueva empresa criminal han anunciado, con repugnante emoción, que van a desarrollar actividades terroristas.

Cuando ‘Márquez’ detone en Colombia un carro bomba o atente contra un oficial de las Fuerzas Armadas o secuestre a uno de esos oligarcas que lo trasnochan, Maduro será copartícipe. Todo acto terrorista que perpetren sus protegidos lo comprometerá frente al mundo. La comunidad internacional puede convivir con borricos, pero no con terroristas.

La resolución 1373 de 2001, adoptada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, determina que los Estados no pueden otorgar apoyo (activo o pasivo), ni derecho de circulación, a personas vinculadas con actos terroristas. Mucho menos financiarlos, sino todo lo contrario: velar por su enjuiciamiento.

Si no hay electricidad en Venezuela, Maduro dice que es obra de los terroristas. Si teme por su vida, habla de ataques terroristas. Si lo someten a sanciones internacionales, es terrorismo económico. Si la oposición lo reta, asegura que son actividades de terrorismo.

Maduro, que ve terroristas por todas partes, debería levantar su camisa verde oliva y mirarse el ombligo.


Grima
. El periodista Juan Pablo Barrientos y su investigación sobre los datos incorrectos en las hojas de vida de los congresistas, nos recuerda que, además de corrupta, nuestra clase política es mentirosa.

GUSTAVO GÓMEZ CÓRDOBA

Empodera tu conocimiento

Más de Gustavo Gómez Córdoba

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.