Él es el problema

Él es el problema

De tanto negar la realidad, González no tiene la legitimidad para resolver el problema.

12 de junio 2019 , 07:00 p.m.

A Jorge Ovidio González, presidente de la Federación de Ciclismo, no le quedó nada distinto a aceptar que tiene un grave problema de dopaje. Cuando hay 40 ciclistas sancionados, solo superado por Costa Rica, es imposible negar la realidad.

Esta realidad se venía anunciando hacía mucho, y la federación, en vez de hacer algo para remediarlo, decidió atacar a quienes advertían del problema. Un caso: luego de la Vuelta a Colombia de 2017, un joven ciclista de la selección de Suiza habló en una entrevista de su experiencia en una carrera tan diferente a las europeas. Entre las anécdotas que contó estaba la de un personaje al que llamaban el Farmaceuta, que vendía píldoras en el propio pelotón. González reaccionó ensoberbecido y redactó una carta desde la federación, exigiendo que el ciclista suizo rectificara su comentario.

No tiene manera de convencer al pelotón nacional de cambiar una cultura del dopaje de la que él ha sido el gran encubridor desde que controla la federación.

En un reportaje del periódico La Patria se mostró que lo que decía el suizo no solo era cierto, ¡sino que el vendedor tenía permiso de la federación para ir en la caravana de la vuelta! Otro exciclista, Johan Robayo, quien aparece en la lista de los sancionados por la federación y al que en el mismo reportaje señalan de proveer dopaje, se defendió atacando: “Más allá de todo esto, no se imagina las cosas oscuras que tiene la federación, la que, por plata, tapa los positivos. ¿Por qué no muestran la verdadera lista que tienen oculta?”.

Otro caso: cuando Nairo reclamó en una rueda de prensa por las dudas que puede generar entre los potenciales patrocinadores la falta de controles, la respuesta de González fue: “Este muchachito está desenfocado y mal orientado”. Resultó que Postobón, el principal patrocinador de este deporte, retiró el patrocinio al único equipo de la categoría Pro Continental del país luego de dos positivos en serie.

Lo grave es que ahora, de tanto negar la realidad, González no tiene la menor idea ni la legitimidad para resolver el problema. No tiene manera de convencer al pelotón nacional de cambiar una cultura del dopaje de la que él ha sido el gran encubridor desde que controla la federación. ¿Cómo le van a creer cuando alaba públicamente a campeones proscritos en Europa por dopaje, cuando no hace nada por denunciar a un médico considerado el zar del dopaje mundial, cuando desde hace década y media son más los ganadores de la Vuelta a Colombia que han sido hallados positivos durante su carrera que los que no?

Empodera tu conocimiento

Más de Gustavo Duncan

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.