Ojo al uso del celular inteligente

Ojo al uso del celular inteligente

Se debería estar conectado a internet, desde su celular inteligente, solo unas cuantas horas al día.

16 de octubre 2017 , 12:02 a.m.

Los teléfonos móviles inteligentes se han convertido en una necesidad en todo el mundo, y su penetración, gracias a la extensa conectividad a internet, sigue aumentando.

Esto tiene un lado muy bueno, pero también su lado malo. Facebook y todas las redes sociales, como Youtube, Twitter, Instagram y otras, tienen como objetivo principal convertirse en la más visitada y con mayor número de usuarios registrados. Esto, junto con las aplicaciones que se pueden descargar y son muy populares, ha llevado a que muchas personas con aparatos inteligentes se la pasen prestándoles atención en lugar de vivir una vida normal.

Según expertos, los celulares inteligentes han llegado a ocupar un “espacio privilegiado de atención”. Sostienen que trabajar teniendo uno de estos aparatos cerca se compara con un ambiente en que se trabaja rodeado de personas que están hablando de uno y, por supuesto, distraen enormemente la atención.

Basta observar a nuestro alrededor, en cualquier sitio público, para ver la cantidad de personas que están mirando los trinos, páginas de redes sociales, muchas veces llegando a un grado de descortesía inaceptable, más cuando lo hacen en recintos como teatros, restaurantes y otros, donde la atención al evento o a la relación social es lo más importante.

Este problema se debería tratar como se hace con las dietas para mantener un buen estado de salud. Se debería estar conectado a internet, desde su celular inteligente, solo unas cuantas horas al día. Ya muchas personas están eliminando sus aplicaciones de redes sociales de estos celulares y solo las visitan desde el computador. No digo que las redes sociales son malas, ni mucho menos. Solo que su uso no debería afectar la vida cotidiana ni la de trabajo, por lo que se deberían usar de forma más contenida y racional.

* * * *

Los vecinos de La Cabrera estamos de pésame. La constructora de la obra de la calle 87 con carrera 9.ª tumbó una hermosa araucaria, árbol de 50 años que era un monumento del barrio. Tenían el permiso para hacerlo, confío en que bien obtenido. La entidad del Distrito que lo dio también es responsable de esta pérdida innecesaria, como muestra de la poca atención que se le da al medioambiente.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.