La reversión de operadores celulares

La reversión de operadores celulares

Nunca debió haberse pactado. El contrato fue firmado por los operadores y se tenía que cumplir.

17 de noviembre 2019 , 11:09 p.m.

Está en camino la subasta del espectro en las bandas 700, 1.900 y 2.500 MHz, proceso que se ha debido hacer hace varios años y se llevará a cabo en diciembre. Una vez asignadas estas bandas, la penetración de 5G y la evolución de las tecnologías de comunicación inalámbricas darán un gran paso. Ojalá no pase como siempre: que, una vez hecha la subasta, se presenten tutelas y demandas que le pongan el palo en la rueda a esto tan importante.

Por otro lado, la próxima semana se va a realizar en Washington una sesión de declaraciones ante el tribunal Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, a la que acudieron los operadores Movistar y Claro para hacer revertir el pago que hicieron de aproximadamente 5 billones de pesos, plata que se recibió y se gastó en el gobierno de Santos, por la reversión de los equipos, pactada en el primer contrato de concesión.

No voy a sostener que la reversión de los equipos una vez terminada la primera concesión es algo lógico. No. Me parece que nunca debió haberse pactado, porque no tiene sentido devolver todos los equipos instalados para que la red de teléfonos móviles de los operadores Comcel y Bellsouth, en ese entonces, pudieran funcionar. Ese contrato fue firmado por los operadores y, por lo tanto, se tenía que cumplir.

En el contrato para la segunda concesión de estos operadores no se incluyó la reversión, pero los afectados dijeron que era retroactivo y que por eso no debían haber pagado. En el 2017, un tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio no les dio la razón y sostuvo el pago por la reversión. Luego, esta sentencia fue llevada a la Corte Constitucional, que sustentó que el pago por la reversión se debía hacer, obligando al pago de una cantidad muy importante de los operadores, ahora Claro y Movistar.

En Washington estará José Fernando Bautista, que era el viceministro de Comunicaciones cuando se firmó el contrato y quien declarará a favor de los operadores de celulares. Me parece poco ético que habiendo participado en el proceso, ahora afirme en contra de aquello en que él participó. Ernesto Samper también va a declarar en contra del Estado en este proceso, olvidando que él era el presidente cuando esto se firmó. Otra muestra de poca ética del expresidente.

Ya por lo menos se sabe quiénes pueden influenciar para que se pueda dar un golpe de 5 billones de pesos en contra del Estado.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.