A mejorar la educación virtual

A mejorar la educación virtual

Se deben asumir retos para que las clases virtuales sean tan efectivas como las presenciales.

02 de agosto 2020 , 10:04 p. m.

Después de varios meses de educación virtual, que se podría extender hasta finales del año, no queda duda de que es una buena alternativa de educación permanente para colegios y universidades.

Hay varios retos a los cuales las entidades educativas, especialmente las públicas, deben enfrentarse. La tecnología es un factor muy importante, pero no el único. Lo principal es la preparación de los profesores, pues enseñar virtualmente es muy diferente a tener al alumno al frente y escribir en el tablero. Lo mismo se podría decir sobre que los estudiantes en sus casas no tienen al profesor enfrente ni a sus compañeros de clase, y la interacción entre ellos es muy diferente.

Ante este argumento me surge la duda de si los colegios, privados y públicos, están capacitando a sus profesores para que las clases virtuales sean tan efectivas como las presenciales. Por ejemplo, ¿se estarán grabando las clases para que cualquier alumno que tenga problemas de asistencia o que la quiera ver por segunda vez, el profesor se la pueda mandar? Las clases virtuales no deben ser solo mostrar presentaciones, ya que en investigaciones (bit.ly/3gxlG2N) se ha demostrado que ver la cara del profesor en lugar de proyecciones, con su voz narrándolas, da mejores resultados para los alumnos.

Presentar videos muy largos se vuelve algo cansón para los alumnos. Si se requieren, lo mejor es que sean varios, editados, y que ninguno pase de 15 minutos. Se sabe que cuando vemos algo largo en casa, nos aburrimos, vamos al baño o a la cocina y no le prestamos la atención que se merece.

Se debe tener en cuenta que una clase virtual se puede tomar desde un celular, una tableta o un computador, así que los contenidos que se vayan a mostrar en clase deben ser sometidos a verlos en los aparatos descritos antes, para verificar que en todos se puedan ver bien.

Es muy importante proveer actividades que permitan la interactividad de los estudiantes en la clase. Por ejemplo, poder pedir que se tome un ‘quiz’, o hacer que se discuta un tema en una charla virtual es clave para que la atención de los alumnos esté siempre alta.

Muchos consejos se pueden dar para que las clases virtuales sean óptimas, y es fundamental que las entidades educativas hagan las investigaciones que permitan mejorar la educación virtual y les den conferencias a sus profesores sobre este tema no solo para que se enteren, sino que también lo apliquen.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.